El candidato del socialismo era, hasta anoche, el candidato con mayor cantidad de votos. En la interna del peronismo, Perotti venció a María Eugenia Bielsa, mientras que Cambiemos volvió a quedar tercero en una elección provincial.

El socialista Antonio Bonfatti se imponía anoche como el candidato más votado en las PASO de Santa Fe, aunque la suma de los dos postulantes del peronismo, Omar Perotti y María Eugenia Bielsa, le daban ventaja al PJ como fuerza política.

El escrutinio se desarrolló con demoras debido a la cantidad de candidatos para las categorías legislativas, lo que despertó críticas por parte del peronismo.

Pasadas las 22, el escrutinio oficial daba como ganador al candidato del Frente Progresista, Antonio Bonfatti, con el 36,24% de los votos, seguido por el peronista Omar Perotti, que alcanzaba el 29,62% de los sufragios y vencía en la interna a su competidora María Eugenia Bielsa (11,12%). Detrás, quedaba el postulante de Cambiemos, José Corral (18,28%), que no tenía contrincante dentro de ese sector político.

Los dos candidatos peronistas Perotti y Bielsa sumaban la mayor cantidad de sufragios (40,74%), aunque persistirá la duda de si los votos se trasladarán en las generales del 16 de junio al candidato que quede firme tras la PASO, para obtener un triunfo en Santa Fe y quebrar 12 años de gobierno socialista.

Corral, postulante único de Cambiemos, deberá remar desde atrás, tras quedar, según los datos provisorios, en tercer lugar a nivel individual, luego de que la llegada de dirigentes de Cambiemos a la provincia en las últimas semanas no logró traccionar como en la elección anterior de 2017 los votos para liderar la elección.

La disputa electoral con mayor fricción en la PASO fue la del peronismo, entre el senador nacional Omar Perotti y la exvicegobernadora, María Eugenia Bielsa. El desafío de ese sector político de cara a los comicios generales del 16 de junio será mantener los votos que sumaron ambos postulantes. Por eso, en el peronismo apuraban por montar la escena en las próximas horas de la foto que los mostrara juntos a Perotti y Bielsa, quienes en la campaña mantuvieron una pelea de baja intensidad sin críticas fuertes.

El peronismo apuntará su campaña en este nuevo capítulo proselitista a dos temas clave en la provincia, como es la crisis económica que tiene un impacto muy fuerte en los principales centros urbanos, como Rosario y Santa Fe y la inseguridad, el punto más débil del socialismo, sobre todo del exgobernador Bonfatti, quien durante su gestión se espiralizaron los índices de homicidios por los enfrentamientos entre bandas narco.