Pasó ayer, en la Legislatura provincial. En Diputados se trataba el proyecto remitido por el Ejecutivo por el cual se solicitaba autorización para utilizar bonos y pagar la deuda con Cammesa, la mayorista del mercado eléctrico.

Entre los legisladores que votaban favorablemente el proyecto aparecía la diputada Analía Brizuela, de extracción radical; entre los que rechazaban el proyecto, Paola Bazán, una ex militante castillista, devenida en macrista.

Diputada Paola Bazan
Diputada Paola Bazan

Sin importar la posición de cada una, que es legítima, una de ellas recurrió a la violencia para intentar resolver el pleito político. Malo, muy malo.

La muy coqueta Paola Bazán, molesta con Brizuela por su posición, la arrinconó en un pasillo a los gritos, y no conforme con eso, recurrió a la contundencia física. No alcanzó a pegarle porque había gente que de inmediato la tranquilizó y la hizo entrar en razón. Brizuela estaba muda, sin posibilidades de defensa real y sin siquiera poder reaccionar.

Está claro que el lenguaje tiene poder y utilizarlo como lo hizo la diputada Bazán apuntaba claramente a dañar la autoestima de la diputada Brizuela. Es grave lo que lo protagonizo Bazán, se lo mire por donde se lo mire.

La violencia de género es una manifestación de un problema estructural basado en la falta de respeto a las mujeres, que tiene una presencia e impunidad mayor cuando la ejerce otra mujer, Bazán en este caso.

Artículo anteriorLa CTA se declaró en alerta y movilización en rechazo al «tarifazo brutal»
Artículo siguienteUnos 15.000 usuarios dejarán de recibir la Tarifa Social Nacional a partir de enero
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.