SpaceX sigue adelante con su proyecto de construir el cohete más potente jamás construido. Es Starship y, aunque ya haya realizado dos vuelos de prueba, la empresa no ha demostrado que esté lista para llevar a astronautas a la Luna en el programa Artemis de la NASA. Su CEO, Elon Musk, cree que el tercer lanzamiento conseguirá llegar a órbita sin explotar.

El empresario declaró hace unas semanas que la autoexplosión del segundo despegue de Starship se originó porque no purgaron el oxígeno líquido. Según él, si hubieran tenido una carga a bordo, se hubiera gastado más de este elemento combustible y se hubiera completado el viaje sin problemas.

La compañía aeroespacial quiere cumplir con el dicho de que «a la tercera, va la vencida» y asegura que el vehículo hará el recorrido planeado desde abril de 2023 con éxito y sin ningún final explosivo. Con el próximo intento, el equipo quiere demostrarle a la NASA que será capaz de enviar de nuevo a una tripulación humana a nuestro satélite natural antes de que termine la década.

Todavía a la espera de aprobación

Para realizar un nuevo despegue de prueba, SpaceX debe contar con una licencia. Actualmente, se encuentran a la espera de que la Administración Federal de Aviación (FAA) se la conceda. Según el periodista Christian Davenport, del Washington Post, la fecha estimada es a mediados o finales de febrero.

La razón por la que se espera que la FAA dé su visto bueno tan pronto es que SpaceX está trabajando contrarreloj. La NASA necesita que su megacohete tenga una mayor frecuencia de vuelos para tenerlo listo. De este modo, se asegurarán de que no haya más retrasos con las misiones Artemis III y IV, que se prevé que se lancen en 2026 y 2028 a bordo de Starship.

Queda mucho trabajo por delante

Aunque el tercer vuelo del vehículo salga según lo previsto, SpaceX reconoce que hay «una considerable cantidad de trabajo técnico» pendiente. Starship no solo tendrá que llegar a la órbita como en estos lanzamientos de prueba, sino que deberá alcanzar la Luna sin explotar.

El año pasado, Lakiesha Hawkins, administradora adjunta de la Oficina del Programa Luna a Marte de la Luna, calculó que el cohete se usaría para «alrededor de diez» vuelos. Según ella, era necesario que el equipo de Elon Musk realizará antes varios despegues de prueba en su plataforma de lanzamiento Starbase y que creará otra plataforma especial en el Centro Espacial de Kennedy (Florida) de la NASA para también realizar misiones desde ahí.

Además de para el envío de astronautas a la Luna, Starship se utilizará para preparar las misiones. La agencia espacial espera poner la órbita un depósito de propulsor. Tras ello, enviarán otras misiones con versiones cisterna en el cohete, para mandar propulsores de metano y oxígeno líquido al depósito. Más adelante, se lanzará el módulo de aterrizaje a bordo de otro Starship, que hará una parada en el depósito para llenar sus tanques antes de ir a la Luna.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Artículo anteriorQué son los cepillos de dientes 'zombis' y qué hay de cierto en que tres millones de ellos realizaron un ciberataque masivo
Artículo siguienteEntregaron nuevo equipamiento y certificación de calidad al Hospital de Niños
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.