En medio de una jornada convulsionada por otra suba del dólar, el Fondo Monetario Internacional (FMI)  anunció que no desembolsará los 3.000 millones de dólares que se esperaban para septiembre, hasta tanto se cierre definitivamente el nuevo acuerdo, lo cual podría ocurrir recién a fin de mes.

El Ministerio de Hacienda que conduce Nicolás Dujovne admitió que los fondos negociados y que se esperaban el lunes no llegarán.

La semana pasada en Washington, Dujovne mantuvo un encuentro con la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, para firmar un nuevo acuerdo y adelantar la llegada del desembolso.

Cuando a principios de junio se firmó el acuerdo por 50.000 millones de dólares, estaba previsto una primera entrega de 15.000 millones, lo cual se produjo el 22 de junio, que fueron directamente al Banco Central para apuntalar reservas.

En medio de una fuerte corrida cambiaria, la autoridad monetaria debió resignar recursos y gran parte de ese volumen se destinó a intervenciones en el mercado financiero local. Según el cronograma estipulado, la Argentina tenía la posibilidad de pedir otros 3.000 millones de dólares a partir de septiembre, lo cual no ocurrirá por encontrarse abiertas las negociaciones. Pero voceros oficiales de Hacienda indicaron que “el desembolso que se iba a realizar en septiembre, no se realiza, porque se renegocia el programa total”.

En cuanto al cierre de las negociaciones, en Hacienda admiten que el organismo multilateral tiene sus tiempos y que el convenio definitivo debe ser refrendado por el directorio.

El apuro del Gobierno está dirigido no sólo a contar con mayores fondos para afrontar el proceso de devaluación sino también el de dar señales claras al mercado, en un momento que el dólar sigue estableciendo marcas históricas y presiona aun más sobre los precios.

Dujovne reconoció que un nuevo acuerdo dependerá de cuán rápido se termine el acuerdo técnico y de la evaluación que realiza la comitiva del FMI que se encuentra en el país