Pablo Herrera (28) dejó de existir ayer a las 10.30 de la mañana luego de estar internado desde el 9 de marzo pasado tras protagonizar un espectacular siniestro vial a bordo de una Renault Kangoo que cayó al lecho del Fariñango.

El luctuoso episodio ocurrió a las 5.30 del día mencionado en Gobernador Arnoldo Castillo, inmediaciones al Portal de la Ciudad, cuando por razones que aún son materia de investigación el musicalizador perdió el control del rodado y cayó violentamente al interior del arroyo.

El hecho tuvo la particularidad de ser registrado por cámaras de seguridad apostadas en un local comercial cercano y también se difundieron imágenes tomadas por ocasionales transeúntes.

Herrera, que era conocido en el medio por desempeñarse como DJ, estuvo internado en el hospital San Juan Bautista en grave estado, hasta que se registró su deceso ayer.

En el momento del hecho, el joven iba acompañado por Rocío Solórzano (18), Sonia Falcón (18), Gastón Agüero (18), Melisa Orquera (19) y Emanuel Agüero (24).

Se dio intervención a sumariantes de la Unidad Judicial Nº 7 y a la Fiscalía de Instrucción en turno.