Raul Jalil, SOEM Catamarca, Municipales Catamarca
Raul Jalil, SOEM Catamarca, Municipales Catamarca

Las negociaciones entre el Ejecutivo de la Capital y el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) por el aumento salarial concluirán hoy cuando las partes se junten para firmar el acta de acuerdo. Estampada la rúbrica, los agentes de las categorías más bajas en la comuna capitalina comenzarán a percibir una remuneración de $18.200.
El titular del gremio que nuclea a los empleados municipales, Walter Arévalo dijo a este medio que hoy se firmará el acta con el representante del Ejecutivo.
En el acuerdo el municipio se compromete a otorgar un incremento salarial no remunerativo por $2.700 a los empleados de la categoría 1 a la 4. Con el incremento, se garantiza para este rango un sueldo mínimo de $18.200, en un solo tramo a partir de abril. En otras palabras, un aumento del 17,5 por ciento. La cifra en cuestión implica alejarse del tope dispuesto por Nación.
Además, el acta contempla un blanqueo del 35 por ciento -es decir, en carácter de remunerativo y bonificable al básico- para las categorías de la 5 a la 8. A esto se le suma un nivelador para garantizar un aumento de $3.000, en un solo tramo, a partir de abril.
Las mejoras salariales también incluyen a los empleados con las categorías de la 9 a la 11. Para los agentes que se encuentren en este escalafón el municipio se comprometió a incrementar los haberes en $3.200 a partir de abril. Si bien el aumento es no remunerativo, a partir de julio se modificará el estatuto de obreros y empleados municipales para otorgarles el adicional en concepto de presentismo.
Al mismo tiempo, la modificación a la normativa para los obreros comunales contempla extender el adicional por antigüedad para los que posean situación de revista de la 9 a la 11: esto es, un 2 por ciento a partir de los 30 años de servicio con un tope de 40 años.
Esto no se queda ahí. Sucede que en el acta se establece que el municipio a blanquear el complemento de la paritaria 2015 de $1.400 y, además, una cláusula de revisión para reencontrarse cuando “las circunstancias económicas financieras lo ameriten”.