El diputado nacional cuestionó el accionar de la Fiscalía Federal y dijo que no hay pruebas que vinculen a su hijo a hechos ilícitos

El diputado nacional Rubén Manzi (CC-ARI, Juntos Por el Cambio) se refirió a la investigación de la Justicia Federal del caso Bacchiani que en las últimas semanas involucró a su hijo y dirigente político Mariano Manzi. El legislador fue contundente al afirmar que “no hay pruebas que lo vinculen a un hecho ilícito”, y acusó al fiscal federal Santos Reynoso de haber sido presionado por el poder político para involucrarlo en el escándalo.
“Me llama poderosamente la atención que el fiscal Santos Reynoso, con una rapidez muy poco habitual y con tan pocos elementos haya requerido la imputación sin elementos, de mi hijo”, señaló el presidente de la CC-Ari de Catamarca, quien sostuvo que “surge a todas luces que los hechos que se le quieren enrostrar son el resultado de una forzada interpretación de elementos de prueba sumamente endebles, que básicamente no vinculan a Mariano con ninguna actitud ilícita”.
En tal sentido, advirtió que los elementos en los que se basó la fiscalía para solicitar la indagatoria de Mariano Manzi son “un audio de 3,40 minutos donde, según me refieren los que lo escucharon, lo único que se puede sacar en claro que Mariano le dice que como pueda, les pague a los acreedores; la otra prueba son siete boletos de compraventa de propiedades, pero en ninguna de esas operaciones figura como parte de las mismas ni como nada”.
“Todo esto es una gran cortina de humo para tratar de tapar los enormes problemas que tiene este gobierno con todo este escándalo que involucra a más de un funcionario que no pudieron ni podrán explicar sus acciones”, afirmó Manzi, y detalló: “hay compras directas de Ministros a empresas de (José Armando) Blas, el reo que lo implica a mi hijo; hay allegados, familiares y miembros del poder que con su accionar hicieron posible el boom Bacchiani y de otras financieras”. También opinó que la Justicia debería investigar, por ejemplo, “cuando el ministro (Eduardo) Niéderle afirma muy libre de cuerpo que la obra pública esta cartelizada, lo que es reconocer abierta e impunemente que hay un sistema de corrupción gravísimo. Inexplicablemente el gobernador Jalil, aún no lo removió”.
También insistió con que hay un “camino de copar la Justicia provincial por parte del gobierno; el presidente del Tribunal de Cuentas, que hasta ayer era Ministro de Gobierno y ahora se tiene que auditar a sí mismo; son todos hechos, datos innegables que dan cuenta de la realidad que el gobierno trata de ocultar inventando causas para ensuciar a las voces críticas de la oposición”.
Finalmente, afirmó que “todo esto no es más que un mal trago, que sabemos que tarde o temprano va a terminar en la nada porque confiamos en que la Justicia terminará dilucidando la verdad; es un torpe intento del gobierno que, ante la pésima imagen del gobernador Raúl Jalil, está tratando de desviar la atención. Confío en el criterio de los ciudadanos catamarqueños, que sepan advertir estas maniobras, estas cazas de brujas, para tratar de disimular lo indisimulable, que es la ineptitud de este gobierno kirchnerista para solucionar los problemas de los catamarqueños”.

Artículo anteriorGestiones internacionales para afrontar el cambio climático en la Provincia
Artículo siguienteEl Gobernador reconoció a todo el equipo de búsqueda de Felipe Lezana
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.