Ayer, a última hora, venció el plazo para la presentación de listas para la elección de cargo partidario del Partido Justicialista. Como se preveía, se presentó una lista de unidad, que una vez más fue comandada por la gobernadora Lucía Corpacci.

La mandataria continuará en el cargo acompañada por el intedente de la Capital, Raúl Jalil, en la Vicepresidencia segunda,  por el ministro de Gobierno y Justicia, Marcelo Rivera, como vicepresidente segundo y por el diputado provincial, Isauro Molina como secretario general.

En diálogo con LA UNION, el presidente de la Junta Electoral, Rubén Brizuela, indicó que el proceso se realizó con total normalidad y se aceptó la única carpeta que se presentó con la lista de candidatos, la cual empezará a ser analizada a partir de mañana para hacer las observaciones que haya que hacer, en caso de que sea necesario.

Respecto de los diversos distritos de la provincia, Brizuela comentó que “en todos los departamentos se cerraron normalmente y con una lista de unidad” y mencionó que por ejemplo, en la Junta Capital, también continuará en el cargo el ministro de Salud, Ramón Figueroa Castellanos.

Durante todo el fin de semana, hubo intensas negociaciones para la conformación de listas departamentales bajo la consigna consenso y participación. Santa Rosa fue uno de los primeros departamentos en confirmar  presidente de la Junta Departamental, cargo que recayó en Raúl Barot. Seguidamente, hizo lo propio Santa María, donde  el actual administrador de Vialidad Provincial, Hugo Naranjo, fue elegido como presidente del Consejo Departamental.

Carlos Luna, jefe comunal de Mutquín, presidirá la Junta departamental de Pomán. En Aconquija, la conducción partidaria quedará en manos del intendente, Cristian Gutiérrez y en Fray Mamerto Esquiú, el presidente será el intendente Guillermo Gutiérrez. Por otra parte, el foro de Intendentes oficialistas sentó posturas y trabaja en la elaboración de un documento, apoyando una eventual re-reelección de Corpacci. Sostiene que la continuidad de Corpacci les permitirá, en cierta forma, una especie de participación dentro de la gestión, tal como sucede actualmente.