Tras la prórroga establecida en el marco de la conciliación obligatoria, los representantes de los gremios docentes y los del Gobierno de la Provincia volvieron a reunirse ayer sin lograr acuerdo tras más de cuatro horas de debate. En el encuentro, el Gobierno mejoró levemente el ofrecimiento que venía realizando desde que empezó la conciliación obligatoria (34,6%) y ofreció un 35% en dos partes a cobrar el 12.5% en abril y 12,5% en agosto. Esos porcentajes se sumarían al 10% que se había otorgado en concepto de adelanto de paritaria que se concretó en enero y febrero.

Sin embargo esta nueva oferta volvió a ser rechazada de manera unánime por los gremios docentes, que además pidieron que se libere a las partes luego de la prórroga que había autorizado la Dirección de Inspección Laboral (DIL). Además los sindicalistas informaron que iniciarán un plan de lucha una vez que se confirme la liberación de las partes, debido a que se vencieron los plazos estipulados en la conciliación sin llegar a un acuerdo.

Los gremios docentes sostienen desde el inicio de las negociaciones un pedido de incremento del 40%. No obstante, el Gobierno hasta ayer mantenía un ofrecimiento del 34,6% que se pagaría: 5% en enero, 5% en febrero -ambas ya liquidadas-, 12,3% en abril y 12,3% en agosto. Ese ofrecimiento siempre fue rechazado por los sindicalistas.

Ayer en la reunión se trataron diversos temas pendientes, como la realización de asambleas presenciales, la cobertura de cargos directivos, la definición del cumplimiento de horas cátedra y horas reloj, entre otras situaciones. Tras más de cuatro horas de discusiones, las partes siguieron sin ponerse de acuerdo. Una vez que la DIL libere las partes, los gremios señalaron que continuarán con el plan de lucha que habían anunciado para principios de marzo de este año y que quedó trunco por el llamado a conciliación obligatoria.

En la reunión de ayer estuvieron presentes la ministra de Educación, Andrea Centurión, acompañada por los secretarios Gustavo Soto, de Planeamiento Educativo, y Brenda Hidalgo, de Gestión Educativa, junto al ministro de Trabajo y Recursos Humanos, Ariel Luna, y al director de Inspección Laboral, Diego Romero, quienes recibieron a los representantes sindicales de ATECA, SIDCA, UDA, SADOP y SUTECA.