Desde la noche del domingo se registraron intensas lluvias en la provincia. En el Valle Central las precipitaciones  generaron algunos inconvenientes, anegando calles y afectando a precarias casas de los barrios de la periferia. Se registraron obstrucciones en desagües.
En el departamento Valle Viejo hubo un sinnúmero de reclamos por las condiciones en las que quedaron las calles. Hubo lluvias-catamarcalevantamiento de asfalto, arterias anegadas e intransitables.
Personal de Defensa Civil asistió a varios sectores realizando desagotes, reparando techos y retirando ramas de la calles que obstruían el paso vehicular.
Desde el área dieron a conocer que realizaron más de 60 asistencias y que la tarea continuaba debido a la persistencia de la lluvia.  Martín Castelli, director del organismo, aseguró que no hubo evacuados ni situaciones riesgosas.
Hasta la tarde de ayer, según la información suministrada por la estación meteorológica “Sucytca”, ubicada en el Centro Administrativo del poder Ejecutivo (Cape), la precipitación acumulada fue de 43.30 milímetros.
La anegación de calles en el departamento chacarero fue uno de los principales problemas que trajo la lluvia.