“Complicado”. Así resumieron fuentes del radicalismo la situación que afronta el partido centenario para pagar a Editorial Capayán (diario El Ancasti) la pauta publicitaria de la campaña electoral del año 2011.
Sucede que, según confiaron diversas fuentes a este medio, la Justicia emitió un fallo firme para que la Unión Cívica Radical abone la deuda a la empresa luego del litigio.
Como publicó El Esquiú.com, algunas líneas internas estaban un tanto extrañadas de que la hoy diputada Verónica Rodríguez Calascibetta, por ese entonces jefa de campaña, no diera explicaciones sobre qué es lo que sucedió.
La preocupación se trasladó hacia la cámara baja de la Legislatura local, donde el radicalismo tiene representación institucional con diversas líneas internas. De acuerdo a lo asegurado por las fuentes consultadas, desde la UCR se les está pidiendo a los diputados que aporten $20.000. Eso sí, en cuotas.
Según contemplaron, la solicitud para que los legisladores aporten dicha suma monetaria “está bien”. “Todos tenemos que colaborar”, señalaron a este medio, aunque ello no quita que “haya responsabilidades directas”.
Incluso se mencionó que el partido había avanzando en un plazo fijo de aproximadamente 50 mil pesos, justamente recabados por cuanto se conocía la existencia de la deuda.

ucr catamarca, convencion ucr,comite catamarca ucr, comite UCR catamarca
ucr catamarca, comite catamarca ucr, comite UCR catamarca

Así las cosas, las fuentes consultadas mencionaron que los boinablanca continúan explorando opciones con el objeto de acercarse, aunque sea, a la deuda que deben afrontar.
En medio, descartaron que algunas líneas minoritarias busquen “desgastar” la imagen de Calascibetta. “Todo lo contrario”, se deslizó, puesto que  realmente desean conocer qué sucedió, por qué no se pagó y cómo se llegó a la deuda. “Solo quieren una explicación, porque es mucha plata”, dijeron.
En líneas generales, señalaron: “Se han dado ciertas situaciones que no fueron claras y, más allá de ello, hay que ver la forma de buscar el dinero para resolver el problema”.
Sucede que la inquietud viene de mano al temor de que se embargue el Comité Provincia. “No es de un espacio político, ni siquiera de una persona el patrimonio, es de todos los radicales de la provincia, puesto que es lo único que se tiene y tiene un gran significado, ya sea en lo institucional como en lo político”, señalaron.