En una escandalosa convención, los radicales definieron la fecha de las elecciones internas para elegir sus nuevas autoridades partidarias. En ese marco y si hasta ayer había alguna posibilidad de que se selle la unidad en el partido, con lo que se ventiló en la convención, quedó demostrado que las peleas internas siguen irresueltas y  que  incluso se intensificaron.

UCR Catamarca, FCS Catamarca, UCR, Interna UCR, Radicales Catamarca
UCR Catamarca, FCS Catamarca, UCR, Interna UCR, Radicales Catamarca

Es que en el cónclave hubo fuertes peleas verbales por temas como los fondos del partido, los aportes partidarios, la división del bloque de diputados del FCS-Cambiemos y la pérdida de la conducción de la Cámara de Diputados. La discusión llevó a que la Convención se extienda  cerca de cinco horas. Fue el cansancio y el calor los que obligó a los radicales a calmar los ánimos y finalizar el encuentro.

La fecha de la elección quedó definida para el 3 de junio y se resolvió que la Junta Electoral está integrada por dos referentes de la Línea Celeste, dos del Movimiento Renovador, uno del MIRA, uno de la Renovación Radical Popular y uno del APRA.

Como era de esperarse, la conformación de la Junta provocó discusiones entre los correligionarios. Porque lo que antes era el FAPRA (APRA, RRAP y CP) exigía tres lugares en la mesa, pero la mayoría partidaria hizo valer sus números y solo le dejó dos. Sumado a eso, el máximo referente de la RRAP, Alfredo Marchioli, se apuró en pedir la palabra y solicitar un miembro en la Junta, lo que dejó a sus ex socios con el último lugar.

Pero las peleas entre los radicales, comenzaron antes de tratar la fecha de elección y la conformación de la junta. Con el argumento de que la Convención debía arrancar a las 9 y terminó comenzando a las 14, el presidente del partido, Luis Lobo Vergara, solicitó modificar el orden del día y tratar primero el tema electoral y dejar para el último los balances del partido. Esto ocasionó el enojo de las minorías partidarias, que consideraban que lo pedido por el presidente era una jugada para evitar que se discutan en la convención los temas más polémicos. “No es culpa nuestra que se convoque a las 9 y se arranque cinco horas después”, dijo un dirigente molesto, a lo que se sumó el dirigente Enrique Sir (gran protagonista de la jornada) que denunció que se lo quería censurar. El presidente de la Convención, Luis Agüero, llevó calma a los radicales al afirmar que se iba a dejar hablar a todos.
El tratamiento de la moción de Lobo Vergara consumió un tiempo importante de la jornada, ya que se votó en forma nominal. Por supuesto, triunfó el voto afirmativo y el debate interno pasó para luego de las definiciones de las elecciones internas.

Duelos

Durante la convención, hubo varios “duelos” entre los correligionarios. El primero lo protagonizó un dirigente capitalino y el diputado Víctor Luna. El dirigente le cuestionó a los  referentes del Movimiento Renovador y la Celeste, que “hace 20 años están ocupando cargos” y preguntó “cuántos dirigentes del interior pudieron acceder a una banca en Diputados”. Varios militantes recordaron que Luna es oriundo de Recreo, pero el dirigente le dijo al diputado: “Vos Gato hace tiempo que estás acá”. Luna respondió el ataque y dijo que él “nunca” eludió el debate y que de 42 convenciones que hubo desde la década del 80, él participó en 41.

Sir-Cangi

Otra pelea, fue entre el ex funcionario judicial Héctor Cangi y Enrique Sir. Cangi fue propuesto para integrar la Junta Electoral, pero Sir recordó que, aunque fue afiliado durante años, se desafilió cuando entró a la Justicia y recién se volvió a afiliar cuando se jubiló, por lo que no tiene 2 años en el partido. Cangi salió con dureza contra Sir al decirle: “Tomaste la costumbre viciosa de meter todo en los medios y después en la Convención. Este es el órgano donde se hacen los planteos”.