Plaza Virgen del Valle
Plaza Virgen del Valle

Las remodelaciones de la histórica plaza Virgen del Valle están prácticamente concluidas y próximas a ser inauguradas. Su recuperación se suma al plan trazado por el municipio local, que incluyó hasta ahora  la plaza 25 de Mayo, La Alameda, la plaza José Silvano Daza, del barrio Villa Cubas, y busca cerrar su ciclo con otras en la zona norte.
El paseo público que nos ocupa está ubicado frente a la Universidad Nacional de Catamarca, y algunas referencias históricas ubican sus orígenes a principios del siglo XX y tal vez un poco más atrás. Desde sus inicios estuvo vinculado al movimiento educativo que transcurría por esos años en aquel sector. Es por ello que los responsables de realizar su renovación manejaron un concepto integrador con la universidad.
Está pensada como un espacio inclusivo, adaptado a las demandas modernas; un lugar para los estudiantes y para las familias.
Los detalles de la intervención realizada fueron brindados por los responsables de Obras Públicas y de Ambiente y Espacios Públicos de la municipalidad de la Capital, Eduardo Niederle y Nicolás Verón, respectivamente.
Una  plaza es un sitio destinado al esparcimiento de las personas en las ciudades y pueblos. Los árboles frondosos contribuyen a que las personas se acerquen a ellas en búsqueda de sombra o aire más fresco y limpio, el cual ya no se halla en las calles de la ciudad pues lo que en su momento fue vegetación ahora es estructura de concreto y metal.
En el centro está dispuesta por lo general una estatua de algún prócer de alguna gesta patriótica, o simplemente de un personaje público de gran envergadura. En este caso, se encuentra la imagen de la Virgen del Valle, Patrona de Catamarca, quien tiene una fuerte raigambre que traspasa las fronteras de la provincia.
El ingeniero Niederle nos habla sobre aspectos conceptuales y detalles de este proyecto, indicando que “con los arquitectos, pensamos en hacer una plaza bastante inclusiva, le sacamos todos los escalones, no tiene desniveles, o sea que tanto una persona mayor como niños con alguna discapacidad pueden circular por toda la plaza sin ningún inconveniente”.
“El otro principio ha sido ensanchar un poco las veredas. El piso es de hormigón de cemento alisado, todo hecho por empleados municipales, y obra por administración, de esa manera bajamos los costos”, especifica.
“Se pusieron bancos modernos diseñados por nuestros arquitectos, fabricados en Catamarca, de patas metálicas y asientos de madera; algunos son bien anchos porque los jóvenes se sientan cruzando las piernas. Ese concepto fue puesto frente a la universidad y sobre la calle Ayacucho; los otros bancos son normales, los que rodean la fuente son para las familias, para que sienten y jueguen los chicos, y puedan disfrutar de la fuente y la Virgen”, dice.
Respecto de las fuentes, el secretario de Obras Públicas explica que “se sacó la fuente anterior y se hizo una nueva, antes había un monolito con la Virgen en el medio, se lo sacó para que la plaza tenga visibilidad desde las cuatro esquinas. Se hizo una fuente donde va asentada la Virgencita, que ya se la puso, con iluminación azul para reflejar como si fuera el manto; y se puso otro chorrito que sale directamente del piso. La idea era que cuando haga calor los niños puedan usar esos chorritos para refrescarse, en vez de meterse a la fuente usan los chorritos finos, similares a los que hay en otras provincias”.
“Tiene 8 ó 9 chorros verticales, se trató que sean lineales para que no mojen a la Virgen, y abajo tiene unos que hacen efecto bruma, que con las luces queda lindo. Es una fuente con una capacidad de 30 metros cúbicos de agua, con bombas de primera generación combinada hidráulicamente con los otros sectores con chorritos de 1,50 metro, que se pueden regular y hacer de 3 metros”, asevera.
Asimismo, destaca “una zona de juegos para niños, que lleva los pisos de goma, y un sector de gimnasia tiene césped sintético”, y menciona el cambio de iluminación que fue mejorada.
Otro aspecto que se contempló es la ubicación de los vehículos, para lo cual afirma que “hemos tratado de reordenar los estacionamientos sobre calles Junín y Perú y eliminamos el de avenida Belgrano, que eran zonas oscuras  y sin utilidad pública, solamente era un espacio bastante grande para uso vehicular nada más”.

Plaza Virgen del Valle
Plaza Virgen del Valle

A partir del concepto integrador con la universidad, el funcionario municipal comenta que “los profesionales de la municipalidad se reunieron con sus pares de la universidad, para realizar un intercambio de opiniones y consultas. Hemos trabajado en forma coordinada tanto en la parte arquitectónica como de espacio verde. Ellos hicieron algunos aportes al proyecto”.
Para Niederle, “en definitiva, es una plaza para estudiantes, para gente joven, y el fin de semana para la familia. Es muy bueno tener esa combinación, que tengan un espacio donde puedan cargar su celular, conversar, sentirse cómodos, tener carritos para comer. Es el concepto integrador con la universidad”.

Importancia de recuperación
El responsable del desarrollo de las obras públicas municipales considera que “la recuperación de las plazas es algo importante, porque  vemos que la gente hace uso y disfruta de los espacios verdes bien hechos y cuidados. Hemos notado que necesita estos lugares para ir a disfrutar y salir de su casa. Tiene un lugar de reunión importante, los cuida, tenemos alguno que otro vandalismo, pero la cantidad es mínima”.
“La política que tenemos con el señor intendente es reflotar aquellos espacios verdes  que han sido abandonados por muchos años, por lo menos los estamos actualizando, renovando y vamos a seguir mientras podamos y nos dé el presupuesto”, enfatiza, agregando que “hemos tenido un éxito total con la política municipal de recuperar los espacios públicos. Creo que hemos logrado el objetivo porque hemos tenido una respuesta positiva del vecino y el ciudadano respecto de ese tipo de obra”.
“A pesar de que cada vez que comenzamos una obra emblemática siempre hay cuestionamientos, nuestra idea es entregar una ciudad distinta a la que hemos encontrado, y creo que parcialmente lo hemos logrado, hemos dado un giro de casi 360 grados en lo que era Catamarca antes de que asuma el intendente Raúl Jalil. Entonces, el nuevo intendente se va a encontrar con una ciudad nueva, con obras para hacer. Se ha priorizado la parte humanística para que el turismo llegue y encuentre una ciudad nueva”, manifiesta.

“Se buscó preservar las especies arbóreas existentes y continuidad con el paisaje de la universidad”

Los espacios públicos son principalmente lugares donde acontece parte de la vida social. Expresan para el vecino la acción del encuentro, identidad y pertenencia e invitan a la participación ciudadana.
El secretario de Ambiente y Espacios Verdes del municipio capitalino, Nicolás Verón, nos ofrece su mirada con relación a estos sitios destinados al esparcimiento, y luego se centra en el que es objeto de este informe, señalando que “la ciudad de Catamarca cuenta con numerosas plazoletas y espacios verdes que históricamente han sido mal concebidos y, por ende, mal aprovechados y explotados. Tal situación y la necesidad de revertir esta tendencia fueron los motivos por los cuales se decidió intervenir en la remodelación de la plaza Virgen del Valle, uno de los íconos la ciudad”.
Con este objetivo “se buscó embellecer y modernizar el modelo de la plaza, preservando su identidad en lo que respecta a las especies arbóreas existentes y buscando continuidad con el paisaje de la universidad, pero con un diseño arquitectónico moderno y  diversas mejoras como son las fuentes, los sistemas de riego tanto por goteo como por aspersión, intentando optimizar el uso del recurso hídrico”.
Con relación a la intervención de la dirección de Espacios Verdes, Verón explica  “se mantuvieron las especies existentes como lapacho, jacarandá, tipa, thuja, palo borracho, algarrobo, palmeras, que se encontraban en buenas condiciones fitosanitarias, pero que fueron sometidas a poda para mejorar la iluminación, aireación y renovar brotes. Además, se repusieron ejemplares de los ya mencionados anteriormente, con el objetivo de mantener una continuidad con el diseño original”.
Por otro lado, especifica que “al momento de empezar la remodelación se extrajeron arbustos que se encontraban en malas condiciones, reponiendo con strelitzia nicolai, azarero enano, corona de novia, agapanthus africanus, gazania híbrida, rosas y hiedra hélix”.
“Para la parquización se sembró césped de 7 variedades, anteriormente a esto se hizo un aporte abundante de sustrato, con lo cual se logró formar taludes y darle un formato más vistoso y moderno”, apunta.
Sobre el riego por aspersión, el funcionario del área dice que “se colocaron 9 válvulas y 102 aspersores distribuidos estratégicamente en los 9.242 m2 de espacio verde”.
Y comparte también que “las tareas de mantenimiento son llevadas a cabo por 14 personas, distribuidas en 3 turnos y se realizan diariamente trabajos de barrido y limpieza de veredas, recolección de residuos, riego en sectores donde los aspersores no llegan por algún impedimento, colocación de insecticida y de herbicida en caminería de adoquines, limpieza de fuente, descantillado, extracción manual de malezas y puesta en funcionamiento y control del sistema de riego en forma oportuna”.

Garitas con paneles solares y puerto USB

En cuanto a los servicios, se comparte un concepto adaptado a las demandas actuales,  para ello “hicimos una garita importante de diseño moderno con paneles solares combinado con la línea eléctrica para que los días que no tengamos buen sol pueda funcionar lo mismo; con puerto USB, así que los chicos o quien espera el colectivo puede cargar su teléfono. Además, todos los bancos que dan sobre la avenida Belgrano también tienen puerto USB para que puedan cargar los celulares”, destaca Niederle.
También se está terminando otra garita en la vereda de la UNCA para que coincida con la plaza. “Ambas son amplias y agrandamos las dársenas para dos colectivos, para comodidad y seguridad del pasajero que espera el ómnibus. Están sobre  la avenida Belgrano en ambas partes, una sobre la plaza y otra estamos terminando sobre la vereda de la universidad. Ahora estamos tratando de concluir la dársena.

Carritos 
Además, “construimos un sector para los carritos que venden panchos, hamburguesas; les hicimos la instalación de agua y cloacas, para que sea más ordenado. Esos están sobre el sector de la calle Junín. Pusimos un termotanque solar para que los estudiantes puedan tener agua caliente para el mate”.

Pinceladas de memoria y anécdotas

Indagando sobre datos históricos de la plaza Virgen del Valle, conocimos que al principio, se la llamaba Plaza del Maestro, en homenaje a la Escuela Normal Regional de Maestros, que se estaba construyendo al frente. A partir de 1909 se la bautizó Florentino Ameghino y en 1954 se cambió su nombre por el de Virgen del Valle. Todavía hay gente grande que le dice Plaza Ameghino.
La profesora Graciela Mentasti nos ilustra que en una época la plaza “era como la continuación de la Escuela Normal Regional, porque los alumnos salían a la plaza, eran como clases de biología abiertas, y cuando se creó el Instituto del Profesorado, los profesores de Biología Dimas Peschiuta, Teresa de Paolantonio y Josefina de Luraschi se ocuparon de hacer un estudio de la plaza y le colocaron a cada una de las plantas y árboles un cartel con el nombre y las características. Esto fue antes de la creación de la universidad”.
También refiere que era muy visitada por animales de la zona norte. Por eso “la familia Picón se ocupaba de juntar a los burros y mulas y encerrarlos en una especie de gran potrero ubicado donde hoy es la continuación de la calle Caseros, que se llama Padre Ramón de la Quintana, para que no coman las plantas de la plaza”, recuerda.
Desde su referencia cuando era alumna del Instituto del Profesorado, cuenta que “no se cruzaba en diagonal a la noche por las historias que se tenían sobre sátiros y aparecidos; era un lugar de pocas luces y grandes árboles, estoy hablando del año 1962”.
De manera pintoresca, Mentasti cuenta que “la llamaban placita Ameghino, quizás por ese modismo catamarqueño de usar diminutivo. Era el lugar de encuentro amistoso y de primeras citas amorosas”.

Canteros centrales en la Acosta Villafañe

Respecto de otras obras, Niederle anuncia que “la novedad es que vamos a poner canteros centrales en toda la avenida Acosta Villafañe desde la Coca Cola hasta el puente, para ordenar un poco el tránsito”.
“Vamos a hacer una plaza grande en el barrio Magisterio y mejoras en las plazas de Choya, 25 de Agosto y algunas en barrios del norte, en todos los circuitos iremos interviniendo”, destaca.