Si hablamos de libros electrónicos, inmediatamente nos viene a la cabeza una marca: Amazon. La marca que popularizó los ‘e-book readers’ ha seguido trabajando en mejorar su producto durante los últimos años. Entre sus opciones, Kindle Paperwhite se ha convertido en su lector más vendido, frente al modelo básico Kindle y al premium Oasis. Y no le faltan razones para ello. Desde 20Bits hacemos un repaso al dispositivo.

Personalmente, siempre he sido más de papel. Pero después de usar durante unas semanas este ‘must have’ de Amazon es posible que me pase al lado oscuro. Aunque, de hecho, de oscuro no tiene nada: Kindle Paperwhite (10th Generation) tiene una luz frontal integrada regulable que facilita la lectura en condiciones difíciles, permitiéndote leer dentro y fuera de casa, de día y de noche. Una característica que además permite que no se canse la vista.

Su pantalla de 6 pulgadas y 300 ppp sin reflejos también facilita la tarea, ya que permite la lectura como si se tratase de papel impreso -incluso bajo la luz del sol-. No obstante, durante el uso he tenido que moverlo en varias ocasiones por pequeños reflejos, por lo que el reclamo de “sin reflejos” no termina de convencerme. Por lo demás, la nitidez es bastante espectacular y te permite quedarte enganchado durante horas leyendo -además puedes ajustar el tamaño del texto, según tus necesidades-.

Kindle Paperwhite tiene una gran pantalla de 6'' pero es muy cómodo de manejar.
Kindle Paperwhite tiene una gran pantalla de 6” pero es muy cómodo de manejar.
20BITS

Otra de los motivos por los que puedes darte un atracón de lectura es su batería: según la firma, con una sola carga, tienes autonomía de hasta seis semanas, tomando como referencia un hábito de lectura de media hora al día con la conexión inalámbrica desconectada y el brillo de la luz definido al nivel 13. En nuestro caso, podemos decir que no hemos tenido que cargar el dispositivo durante tres semanas y todavía le quedaba energía -si lo necesitas, se carga completamente en aproximadamente 3 horas-.

Su principal novedad es que ahora es resistente al agua (IPX8), es decir, que no tienes que preocuparte si decides darte un baño en la bañera relajándote con tu último libro ni cubrirlo cual tesoro para que no le salpiquen agua si bajas a la playa o la piscina con tus hijos. Dice Amazon que soporta una inmersión accidental en agua dulce a una profundidad de 2 metros durante 60 minutos. Sinceramente, no nos hemos atrevido a probarlo.

En cuanto a comodidad, se trata del Kindle Paperwhite más fino y ligero hasta la fecha, por lo que puedes disfrutar de un libro maravilloso sin apenas esfuerzo mientras lo sujetas. Desde luego, eso es algo como para plantearse invertir en un lector como este.

Y una de las cosas que más me ha gustado: no requiere conectarse a un equipo para realizar las descargas ya que viene con WiFi integrado. De vez en cuando da gusto tener un aparato en el que ‘no tienes que hacer nada’, solo encenderlo, buscar el libro que quieres y disfrutar.

Por último, cuenta con hasta el doble de almacenamiento que la generación anterior -32 GB en la versión más amplia- para que los lectores más ávidos no se queden nunca sin páginas nuevas.

Sin lugar a dudas, nuestro veredicto es que si es el Kindle más vendido de Amazon, es porque es el mejor.

Una de sus funciones es que puedes consultar el significado de una palabra o subrayarla.
Una de sus funciones es que puedes consultar el significado de una palabra o subrayarla.
20BITS

Cómo manejar un Kindle

Por si no estás muy familiarizado con el aparato, algunas de las funciones y pasos básicos que debes seguir para comenzar a utilizarlo.

En primer lugar, debes asociar tu cuenta de Amazon al dispositivo. Si no tienes, puedes hacerte una. Tendrás que conectarte a la WiFi de tu casa para iniciar sesión y así poder descargar automáticamente los libros que compras. Si quieres, también puedes enlazar tus redes sociales, como Twitter o Facebook.

Otra ventaja de Kindle es que puede recomendarte libros para leer basándose en tus gustos personales, para lo que previamente deberás crear una lista de libros que quieres leer.

Una vez selecciones el libro que quieras, podrás acceder a él solo pulsando encima y después ir pasando páginas de izquierda a derecha. Si necesitas cambiar el tamaño de la letra, ‘pellizca’ la pantalla hacia dentro o hacia fuera para hacerla más pequeña o más grande respectivamente.

Si quieres volver a la página principal, toca el borde superior de la pantalla y aparecerá un menú con varias opciones, entre ellas ir al inicio.

Kindle también permite hacer apuntes en el texto: selecciona una palabra y saldrá un emergente con su definición del diccionario, su contenido en Wikipedia si lo tiene y su traducción, así como con varias posibilidades, como subrayar, añadir una nota, compartir o buscar.

También puedes hacer capturas de pantalla, pulsando a la vez con dos dedos sobre dos esquinas opuestas de la pantalla táctil. Para verlas, deberás conectar el Kindle a tu ordenador con un cable USB y, cuando abras el almacenamiento interno, verás las capturas de pantalla en formato PNG.

En la Tienda podrás comprar e-books pero también descargarte ediciones gratis. Amazon regala las ediciones digitales de algunos de los clásicos universales de la literatura, desde Don Quijote de la Mancha hasta las Obras completas de Gustavo Adolfo Bécquer.

Finalmente, si accedes a la configuración del dispositivo podrás modificar algunos parámetros como añadir una red WiFi nueva o activar el lector de pantalla VoiceView para que te dé descripciones en audio de los elementos de la pantalla que pulsas.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.