Finalmente, en la noche del lunes pudieron ser identificados los cuerpos de los pescadores que murieron ahogados en el dique Collagasta, en el departamento El Alto.

Desde la Policía confirmaron que los fallecidos eran Ramón Antonio Nieto (23) y Mauricio López (53), ambos con domicilio en la Capital. Los otros dos acompañantes sobrevivieron. Eran vecinos entre ellos.

En el lugar del hecho, peritos y  médicos establecieron que la causa de muerte de ambas personas sería ahogamiento por inmersión, en virtud de lo cual se labraron las actuaciones de rigor, bajo las directivas de la Fiscalía de Instrucción en feria.

En el marco de la investigación, ayer se presentó en Fiscalía Penal, el propietario del bote, un hombre de apellido Robledo, quien fue citado para prestar declaración en la causa.

Tras testificar, Robledo realizó declaraciones a El Ancasti y señaló que el bote tenía salvavidas.

“No sé qué pasó, alguien pudo haberse sentado mal. Hasta para levantarse hay que avisar para que todos hagan equilibrio. Son muchos factores para que no se de vuelta el bote. Cuando está anclado (el bote) hay que estar muy bien prevenido”, manifestó Robledo.

Contó que alrededor de las 5 de la madrugada escuchó los gritos pidiendo ayuda.

Los gritos eran tremendos, uno tenía mucha impotencia, llamamos al 911 para que vaya la policía”.

“El bote tenía chaleco, el chaleco está en el bote, pero uno no se lo pone, es como el casco en la moto y el cinturón en el auto, son negligencias de uno mismo”, concluyó.

La justicia solicitó al municipio de El Alto cuáles son los horarios permitidos para la actividad en el dique.

El hecho ocurrió la madrugada del lunes cuando un llamado telefónico alertó a personal de la comisaría de El Alto, que tuvo que trasladarse para auxiliar a cuatro pescadores cuyo bote se les había dado vuelta en el dique.

Dos personas pudieron rescatadas gracias a la ayuda de pobladores, en tanto que los otros acompañantes murieron ahogados.