Google y HCA Healthcare han firmado un acuerdo por el cual el gigante tecnológico tendrá acceso a los datos anónimos de los pacientes de esta red estadounidense de instalaciones sanitarias, que opera 181 hospitales y más de 2.000 sitios de atención médica en 21 estados del país norteamericano, según informa The Wall Street Journal.

El objetivo de esta unión será que la compañía de Mountain View pueda desarrollar algoritmos de atención médica que ayuden a mejorar la eficiencia operativa, monitorizar a los pacientes y guiar las decisiones de los médicos, afirman las compañías. “La atención de próxima generación exige un apoyo en la toma de decisiones basado en la ciencia de datos para que podamos enfocarnos más en la atención segura, eficiente y eficaz al paciente”, dijo en un comunicado Sam Hazen, director ejecutivo de HCA.

Google almacenará los datos anónimos de los pacientes registrados por el personal sanitario y estos se utilizarán para crear programas que puedan informar las decisiones médicas que tomen los profesionales de la salud.

Además de usar esos datos para desarrollar algoritmos, Google también podría crear herramientas de atención médica de forma independiente y luego pasarlas a HCA para que las pruebe por su cuenta, dicen las fuentes conocedoras del acuerdo.

Queremos traspasar los límites de lo que el médico puede hacer en tiempo real con los datos”, dijo a The Wall Street Journal Chris Sakalosky, director general de Salud y Ciencias de la Vida en Google Cloud.

El acuerdo, que The Wall Street Journal describe como “multianual” sin especificar por cuántos años, es una gran victoria para Google, ya que sus instalaciones manejan el 5% de los servicios hospitalarios prestados en Estados Unidos, es decir, alrededor de 30 millones de interacciones con pacientes cada año.

Las tecnológicas quieren estar en el sector de la salud

La alianza con el sector sanitario es una práctica cada vez más habitual entre las Big Tech, y es que si los datos en sí son considerados el nuevo petróleo, los datos médicos son el oro.

Microsoft y Amazon también tienen acuerdos con hospitales para analizar la información de sus pacientes y Google se asoció anteriormente con el sistema de atención médica Ascension para recopilar registros de pacientes en un proyecto secreto llamado ‘Project Nightingale’, informa The Verge. La empresa fue criticada por iniciar el proyecto sin revelar el trabajo a pacientes y médicos.

“Queremos traspasar los límites de lo que el médico puede hacer en tiempo real con los datos”

Respetar la privacidad

El procesamiento de datos ofrece la oportunidad de desarrollar nuevos tratamientos y mejorar la seguridad del paciente, pero los acuerdos de desarrollo de algoritmos entre hospitales y empresas de tecnología también han provocado alarmas de privacidad.

Según apunta The Verge, las leyes de privacidad de la atención médica en EE UU permiten a los hospitales compartir información con los contratistas y permiten a los investigadores analizar los datos de los pacientes sin el permiso expreso de esos pacientes. Las empresas de atención médica pueden usar esa información de la forma que consideren adecuada, incluso para aumentar las ganancias.

Google y HCA Healthcare han subrayado que la privacidad y la seguridad serán “prioritarias” y que el acceso a los datos se gestionará a través de la infraestructura de Google Cloud en combinación con varias capas de controles que tiene HCA.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.