Vivimos en unos época tecnológica donde podríamos pensar que todo ya está inventado, ¿verdad? Pues no es así, algunos dispositivos que parecen que han salido de las películas de ciencia ficción se han convertido en una realidad, no obstante, todos los años aparecen nuevos avances que sorprenden a todos los usuarios.

Los inventos más revolucionarios y llamativos

Ropa inteligente: ¿Te imaginas que nuestra ropa lleve tecnología incorporada? Algunas empresas llevan un tiempo trabajando con tejidos inteligentes para crear pantalones o camisetas que puedan recopilar datos sobre nuestro cuerpo, como por ejemplo, el ritmo cardíaco, el nivel de oxígeno o azúcar en sangre y temperaturas corporales (entre otras opciones).

Hace diez años este invento podría llegar a ser algo imposible, sin embargo, ya hay prendas tecnológicas disponibles en el mercado de la moda. De momento poseen precios bastante elevados, aunque se espera que en un futuro se rebajen para que los usuarios puedan usarlas de manera diaria.

Móviles plegables: En el Mobile World Congress de 2019 se confirmó que los móviles plegables iban a ser una tendencia en el futuro. Samsung y Huawei son dos de las grandes marcas que apostaron por presentar sus dispositivos flexibles, generando mucha expectación entre los usuarios -todos pensábamos que a la hora de plegarlo, se rompería la pantalla-. La mayoría de estos teléfonos tienen precios elevados a causa de la tecnología OLED que reacciona a estimulaciones eléctricas.

Implantes de órganos en 3D: Gracias a las impresoras 3D se ha podido ayudar en el ámbito sanitario para proporcionar la bioimpresión. Este término nos puede sonar a novedad, pero lo cierto es que ya lleva bastante tiempo proporcionando resultados exitosos. Las aplicaciones de este tipo de tecnología se centran en imprimir órganos y diversos tejidos que están destinados para los procedimientos quirúrgicos y trasplantes. A pesar de que la mayoría de ellos siguen en pruebas, sus ventajas son obvias porque a los pacientes se les puede dar una ‘segunda vida’.

Estas tecnologías parecían imposibles hace un par de años

Inteligencia Artificial: Teniendo en cuenta que ha tenido bastante impacto, algunos usuarios piensan que la Inteligencia Artificial (IA) podrían quitar el empleo a los humanos a causa de las tareas automatizadas que funcionan mediante algoritmos. Esta tecnología puede pensar y actuar como cualquiera de nosotros y se emplea en ámbitos de robótica, sanidad, juegos, informática, etc.

La nube: Pocos álbumes de fotos podemos ver hoy en día en nuestras casas, atrás se quedaron las fotografías en papel que reflejaban nuestras vacaciones de verano, pero ¿a dónde han ido a parar todas esas imágenes? Efectivamente, se guardan en un sistema de almacenamiento masivo en la red que te permite guardar y acceder a todo tu contenido multimedia gracias la conexión a Internet.

Como es de imaginar, miles de usuarios emplean la tecnología de las empresas como Google y Apple para tener un acceso sencillo a sus fotos, además, estas nubes te permiten generar copias de seguridad para evitar que se pierda toda la información que tengas guardada.

Realidad aumentada y realidad virtual: Parte de los últimos avances tecnológicos relacionados con el mundo de los videojuegos han sido la realidad aumentada (AR) y la realidad virtual (VR) para generar sensaciones y reacciones sensoriales y emocionales.

Con la VR te sumerges por completo en un mundo virtual, es decir, estás metido dentro de tu videojuego favorito (como por ejemplo el Call Of Duty o al Resident Evil) para cumplir con las misiones, vamos, eres uno más y lo ves todo como si fuese el mundo real. Por otro lado, gracias a la AR puedes complementar tu entorno (el que ves día a día) con objetos digitales, así pues, podrías usar esta tecnología para ver cómo quedaría un mueble en tu habitación.

● Bluetooth: ¿Te acuerdas de que antes pasábamos fotos, canciones y vídeos a través de los infrarrojos del móvil? Teníamos que esperar un buen rato hasta que se pasara el archivo y debíamos colocar los teléfonos frente a una distancia corta para evitar que se perdiera la conexión. Gracias a la llegada del Bluetooth, podemos transmitir de manera inalámbrica datos y voz entre dispositivos que se encuentren dentro de un radio de diez metros -de manera general-.

Los primeros usos se asociaron a los móviles, ya que fueron los primeros dispositivos en incorporar el protocolo. Años más tarde, esta tecnología inalámbrica se encuentra presente, hoy en día, en smartphones, tablets, portátiles, ratones, teclados, impresoras, auriculares, televisiones, consolas, etc.

Conexiones 4G y 5G: Todos nuestros dispositivos se conectan a la red que causó revolución y fue un gran hito tecnológico hace 30 años. En 2009, se presentó la conexión 4G que permitía acceder por completo a Internet con una transferencia de datos significativa para iniciar sesión en nuestras redes sociales de manera rápida y ver la televisión en línea desde nuestras casas.

Años más tarde, nació el 5G como la denominación de la nueva generación de tecnología móvil, debido a que mejora el ancho de banda, la latencia y la capacidad de tener más dispositivos conectados para que todos tengan la misma velocidad de Internet. Sin embargo, parece que estamos yendo más allá, en 2030 llegará a nuestros móviles y ordenadores la red 6G con unos mejores servicios de conectividad.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.