Como era de esperarse, la suspensión del concejal Mario Páez en el Concejo Deliberante de Santa Rosa fue el desencadenante de una serie de sucesos que incluyeron amenazas de muerte y denuncias cruzadas entre los ediles, sus familiares y funcionarios del Concejo.

En un nuevo capítulo del escándalo del CD santarroseño, algunos de los protagonistas de esta historia se vieron las caras ayer en el edificio de Fiscalía General cuando fueron a ampliar sus presentaciones.

Por un lado, el concejal Fabián Lezana (uno de los firmantes, junto a Esther Guaraz de la suspensión de Páez) se presentó para ampliar su denuncia contra el suspendido Páez por amenazas. Mientras que el propio Páez llegó a la dependencia del Ministerio Público para ratificar su exposición sobre un supuesto hecho, donde un hombre lo intimidó con un cuchillo a él y a su familia.

Las denuncias cruzadas tienen su inicio la semana pasada, cuando Páez fue suspendido de su cargo por parte del CD al considerar que no cumplió con sus funciones como edil al estar involucrado en la denuncia del ex empleado legislativo Pablo Vega, quien lo acusó a él y al senador por Santa Rosa, Julio Maza, de quedarse con casi la totalidad de su sueldo.

Según Lezana, al concluir la sesión, Páez lo amenazó para que le entregara el acta con el que se ratificaba la suspensión. “Mientras estábamos firmando el acta, desde su banca, el concejal Páez me dijo: “Dedo cortado, si firmas ni las huellas dactilares te van a quedar. Ahora van a rodar cabezas”.
Por otra parte, agregó que Páez lanzó una amenaza generalizada de que “si no le entregaban el acta, del recinto no iba a salir nadie”.
Lezana explicó que él realizó la denuncia en ese mismo momento y que ayer se presentó en Fiscalía para conocer el estado de la causa y aportar más datos.
Finalmente, indicó que también realizará una presentación contra el edil suspendido en las oficinas del INADI, al verse discriminado por los dichos de su par.

Amenazas de muerte
En el mismo edificio de Fiscalía pero en otro piso, el suspendido Páez también realizaba una ampliación de denuncia por un “intento de homicidio” en su contra y en el de su familia.
Según relató, un sujeto identificado como Luis Gómez se presentó en su casa pateando la puerta de ingreso y amenazándolo con un cuchillo. “Me dijo: a vos te estoy buscando hijo de puta, te voy a cagar matando”, aseguró.

Continuó relatando que su esposa vio cuando Gómez lo amenazaba, por lo que se le tiró encima al atacante, iniciando un forcejeo. El edil agregó que cuando logra separar a su esposa de Gómez, este último se dirigió a su vehículo para aparentemente sacar un arma de fuego. “Lamento que la Policía no haya secuestrado el auto”, dijo.

Páez advirtió que Gómez es tío de la secretaria general del CD de Santa Rosa, Gladis Gómez, que el miércoles denunció al edil suspendido por golpes y amenazas.

En la presentación de la secretaria, se acusa a Páez de haber ingresado a la fuerza al CD y haberla agredido, para llevarse el acta de la sesión donde fue suspendido. “Ella hizo una falsa denuncia porque yo ni la toqué. Fueron 10 segundos que estuve y tuve que salir por la ventana porque me cerraron la puerta”, aseguró.

Por otra parte, Páez vinculó el hecho que le tocó vivir en su vivienda con el intendente de Santa Rosa, Elpidio Guaraz. En ese sentido, aseguró que Gómez “es puntero” del jefe comunal. El edil agregó que a pesar de realizar la denuncia no tiene custodia policial, pero que no le tiene miedo a Guaraz, “pero sí a la gente que manda”.