La Fiscalía Federal de Catamarca finalizó la investigación y envió a juicio la causa que tiene imputados a tres individuos sindicados en la caza de vicuñas en Fiambalá, Tinogasta. El hecho sucedió el 25 de septiembre pasado y causó gran estupor y bronca entre los vecinos de la localidad.

El día mencionado personal del Departamento de Flora y Fauna tomó conocimiento de que un grupo de cazadores que se trasladaban en una camioneta Toyota 4 x 4 había sido observado en la zona cordillerana disparando a animales y dio aviso a la Policía.
Personal de la Comisaría de Fiambalá se dirigió de inmediato al ingreso oeste de esa ciudad y luego de unos minutos, en avenida Circunvalación de esa localidad, se intentó detener la marcha de un rodado Toyota 4X4 cuyo conductor hizo caso omiso al requerimiento de control e inmediatamente se dio a la fuga por lo que se inició una persecución por diferentes calles de esa localidad.
Finalmente en el barrio Juan Manuel Salas se logró interceptar el rodado y tras inspeccionar la caja del vehículo encontraron varios animales silvestres sin vida.
Se trataba de 9 vicuñas, entre ellas un teke (cría de vicuña), 3 guanacos, entre ellos un chulengo (cría de guanaco), 1 suri o choique cordillerano y un quirquincho. Además, se secuestraron armas largas de calibre 22 –tipo carabinacon cartuchos del mencionado tamaño y varias armas blancas de diversos tamaños.
En paralelo se procedió al inmediato arresto de tres sujetos, todos oriundos de la localidad de Palo Blanco, distrito de Fiambalá. Se trasladaban en una Toyota Hilux 4×4.
Los sindicados, que fueron identificados como Vaquinsay (43), Hernández (45) y Hernández (55), quedaron a disposición de la Justicia Federal. Tras los procesos correspondientes, reunión y análisis de pruebas, testimonios, entre otros elementos se finalizó la investigación y la causa fue enviada a juicio.
En la actualidad solo está permitida la esquila de la vicuña para obtener y comercializar la fibra y las telas. Es una especie protegida por ley y la caza está penada con cárcel de hasta cinco años.