Tal como se esperaba, ayer, la Cámara de Senadores trató sobre tablas y dio sanción definitiva al paquete de leyes impulsadas por el oficialismo, en torno a la Justicia. Con el peso de una mayoría casi absoluta, los senadores del peronismo aprobaron, entre otros proyectos, la ampliación del número de miembros de la Corte de Justicia, la derogación del Consejo de la Magistratura y el régimen de selección para designaciones en la Justicia.
En el debate por la derogación del Consejo de la Magistratura,  el senador Maximiliano Brumec opinó: “Esto es una deuda que tenemos con la sociedad, no es algo de apuro, es algo que se viene pidiendo y se viene trabajando hace mucho tiempo. Nosotros hemos jurado como legisladores defender la Constitución, y el Consejo de la Magistratura no puede tomar atribuciones de otro poder como lo está haciendo. En este momento, pido que acompañemos y comencemos a trabajar en la transformación real, algo que le sirva a la gente”.
Por su parte, el senador Ariel Cordero, representante del Bloque Unión Cívica Radical, adelantó la disidencia con este proyecto, como la ampliación de  los miembros de la Corte de Justicia y manifestó, entre otras cuestiones, que “estos dos proyectos avasallan completamente la división de poderes y dan el golpe de gracia a la calidad institucional de nuestra provincia”.
“El pueblo va a volver a confiar en la Justicia cuando esta sea independiente”, expresó el senador Cordero, tras agregar que: “Constituyen un avasallamiento sin igual a la división de poderes y un atropello a las instituciones que no se puede avalar”.
Respecto de la ampliación de 5 a 7 del número de integrantes de la Corte de Justicia, el senador del oficialismo, Raúl Barotre marcó: “Es dable señalar la conveniencia de implementar una nueva organización de la Corte de Justicia local, en tanto ello permitirá, de una vez por todas, que aquella loable iniciativa encuentre el canal de instrumentación adecuado, que permita definir una nueva organización del trabajo interno del tribunal” pronunció el senador, tras indicar que “una Corte, con un mayor número de Jueces, permitiría el enriquecimiento de sus decisiones, a partir de poder resultar el reflejo de un mayor pluralismo doctrinario y, tal vez, en un futuro no muy lejano, podría posibilitar una mayor representación de la geografía provincial, de incorporarse a la misma abogados provenientes del interior de Catamarca”.