La primera condena por el delito de grooming dictada en la provincia el 12 de agosto del año 2020 -actualmente hay tres condenas-, por el juez Fernando Esteban de la Cámara Criminal de Primera Nominación, quedó firme hoy.

Así lo resolvió el máximo tribunal de Justicia de Catamarca quien no hizo lugar al planteo de casación realizado por la defensa oportunamente de Zamorano, resolviendo dejar firme el fallo dictado por el magistrado debiendo el imputado cumplir la pena impuesta oportunamente, de tres años de cumplimiento efectivo, en el penal de Miraflores.

Tras la resolución de la Corte de Justicia, en la que se ordenaba además la inmediata detención del condenado, personal de la División Investigaciones se trasladó desde esta ciudad Capital hasta Los Manantiales, en la vecina localidad de Los Altos, departamento Santa Rosa, donde Zamorano estaba residiendo y, de manera conjunta con sus pares de la comisaria local, procedieron a la detención en su domicilio.

Luego de hacerle conocer la medida judicial, la policía trasladó a esta ciudad Capital a Zamorano quien recién mañana será llevado al penal para que comience a cumplir la pena impuesta por  la justicia.

De esta manera, queda firme la primera sentencia dictada en la provincia por el delito de grooming.

El 12 agosto del año pasado, Zamorano se sentó en el banquillo de los acusados de la Cámara Penal N° 1 en un debate unipersonal que inició y finalizó en la misma jornada. El juez Fernando Esteban lo declaró culpable del delito de grooming y lo condenó a tres años de prisión efectiva. Medida que quedaba en suspenso hasta tanto la sentencia quedara firme, lo que finalmente ocurrió hoy.

El hecho
El hecho por el que purgará tres años en la cárcel Marcelo Zamorano ocurrió en el año 2016 cuando vía teléfono celular mantenía conversaciones con una niña de 8 años, en ese momento, a la quien había citado para encontrarse personalmente. Los padres de la niña encontraron los mensajes obscenos y de contenido sexual que Zamorano le había enviado a su hija a través de la aplicación WhatsApp y lo denunciaron de inmediato.
El fiscal de la investigación y del juicio, Dr. Hugo Costilla junto al personal de al Dvisión investigaciones fingieron una cita con el ahora condenado, logrando su aprehensión en inmediaciones a la terminal de ómnibus.