Gustavo Saadi

La  reapertura de locales gastronómicos, que en algunos casos podría requerir la ocupación con mesas de espacios abiertos, se resolverá a partir del diálogo con propietarios de bares, restaurantes y de comerciantes de otros rubros, para acordar una salida que beneficie al conjunto.

Así lo detalló el intendente capitalino, Gustavo Saadi, quien no consideró viable el “cierre” del microcentro, y en cambio evaluó factible avanzar con intervenciones que dieron buenos resultados desde el año pasado.

“El municipio de la Capital realizó el año pasado varias tareas que denominamos ‘intervenciones tácticas’, para que bares y restaurantes pudieran tener una mayor capacidad al aire libre y funcionaron muy bien, incluyendo algunas en el casco céntrico. Y ahora estamos a disposición de todos los bares y restaurantes que necesiten estas intervenciones, que implican disponer de una parte de la calle o avenida sin interrumpir el paso a los automovilistas, para que puedan hacerla y trabajar mucho mejor”, explicó.

El jefe comunal precisó que está en diálogo con gastronómicos e indicó que “vamos a seguir hablando, especialmente con los locales que se ubican en el centro, para saber si ellos desean hacerlo, porque todos estos trabajos los realizamos con participación de los propietarios y los dueños de los comercios. Y específicamente en el centro, no sólo hay que dialogar con los dueños de los bares o restaurantes sino con comerciantes de otras actividades, para que nadie se vea perjudicado”.

“No tenemos previsto hacer un cierre total del centro, sino trabajar en intervenciones tácticas para que los gastronómicos puedan trabajar al aire libre, y tampoco son todos, porque hay bares y restaurantes que tienen patios y espacios abiertos en los que pueden trabajar”, agregó.

Gustavo señaló que un cierre total “no es una opción porque perjudicaría a otros rubros como playas de estacionamiento o taxistas, con quienes también hablamos, ya que una característica de nuestra gestión es que trabajamos con mucha participación de comerciantes, vecinos y todo el que pueda verse beneficiado o perjudicado por eventuales medidas”

Por ello sostuvo que “seguiremos dialogando, ya nos reunimos con Juan Carlos Rojas del gremio gastronómico, y también le confirmamos que tenemos la mejor predisposición para colaborar en lo que sea necesario para que puedan trabajar mejor, y si necesitan intervenciones tácticas no habrá ningún inconveniente”, pero insistió en que “no vamos a perjudicar a ningún sector, y las intervenciones que ya se hicieron dieron muy buen resultado, estéticamente quedaron bien, son cómodas y no afectan el tránsito. En el caso del microcentro, vamos a conversar y buscar la mejor alternativa sin perjudicar a nadie”.

“Se necesita distanciamiento, se necesita caminar y se necesita espacio. En la zona céntrica esto es más difícil, pero se va a encontrar una solución sin cerrar el centro, algo que hoy no sería posible sin afectar a otras actividades”, concluyó el intendente capitalino.