La Provincia explicó los alcances de la secretaría encargada de la reforma al Estado.
Para ello, y como paso previo, se enviará un proyecto de ley marco con una serie de
puntos entre los cuales se encuentra la creación de un organismo que centralice las
incorporaciones de trabajadores tanto al Poder Ejecutivo como al Judicial y
Legislativo. Esa normativa también contemplaría los retiros voluntarios y jubilaciones.
El ministro de Gobierno, Jorge Moreno, explicó que se está trabajando “y terminando
de definir los lineamientos de una ley marco que pueda incluir entre 6 y 8 puntos, no
más, y que será enviada a la Legislatura dentro de poco”. En este sentido, aclaró que
la normativa servirá para que en la secretaría que estará bajo el orbe del ministerio
discuta los temas área por área.
En diálogo radial, el titular de la cartera política mencionó algunos de los puntos que
se encuentran en estudio para esa ley. Entre ellos que “se congelen vacantes en
todos los poderes del Estado”, es decir, tanto dentro del Ejecutivo como en el
Legislativo y el Judicial. También está la idea de “un organismo único para que evalúe
la incorporación de los empleados a los tres poderes del Estado”.
Otra de las opciones que incluiría el proyecto es que “las jubilaciones no puedan ser
diferidas en el tiempo, donde las prórrogas no existan y para que una persona que
esté en condiciones de acogerse a los beneficios previsionales lo haga de forma
inmediata y no postergue las posibilidades de otros ciudadanos”.
A ello, de acuerdo a lo que expresó el ministro, se le suma el estudio para incentivar
“el retiro del Estado a través del retiro voluntario ofreciéndoles beneficios” además de
la ya puesta en agenda movilidad laboral.
“Tenemos el propósito de mejorar las condiciones del trabajador del Estado, pero que
se perfeccione y se optimice la tarea que desarrolla; no vamos por el despido de
nadie, ni la inestabilidad, ni la movilidad forzada de nadie”, sostuvo Moreno, para
subrayar que “es todo lo contrario, garantizamos estabilidad y estamos garantizando
condiciones salariales siempre para arriba, nunca para abajo”.
El funcionario dividió los tiempos que llevará las reformas al Estado. Por ejemplo, en
el caso del estatuto docente, que las modificaciones inicien el año que viene,
mientras que “lo demás, en cuanto más corto sea el tiempo, mejor”. “La comisión irá
resolviendo en el marco de la ley que vamos a enviar”, insistió.
Precisamente sobre la reforma del estatuto sobre los que se rigen los educadores,
Moreno comentó que “el presupuesto de Educación es muy importante y nosotros
queremos que se vea reflejado no solo en materia salarial sino en calidad educativa,
infraestructura escolar y otros temas que en la actualidad hay que rediscutir”.

En este orden de ideas, se refirió al pago de zona, ítem que fue establecido “cuando
el docente estaba expuesto a situaciones de aislamiento, climáticas y
comunicacionales, como podía ser alguna zona de frontera”. Así, planteó: “Qué tiene
de desventajoso vivir en Fray Mamerto Esquiú, Valle Viejo o Banda de Varela
(Capital)”.
“Cuando el Gobernador dijo que no quiere más suplente del suplente, fue para
revisar el sistema, nadie habla de que van a quedar afuera, sino que estén
incorporados a un sistema de empleo permanente, darle seguridad laboral y
asignarles áreas y tareas especificas”, destacó.
También señaló que el Gobernador “no quiere en materia administrativa que dependa
de la voluntad de un gobernante el pase a planta sino que sea automático tras un
tiempo de funciones”.