El Coloso de la Loma, ahora rebautizado el “Elefante Blanco Catamarqueño” por un matutino deportivo, lleva consigo un planteo: la factibilidad de su reconstrucción o arreglo.

En este marco, el fiscal de Estado Carlos Bertorello recordó que se presentó una demanda a la empresa Capdevila Construcciones, a partir del estudio de la Universidad Nacional de Tucumán, reclamando los daños que se habían causado.

Fiscal Carlos Bertorello
Fiscal Carlos Bertorello

En ese lapso la empresa presenta la causa concursal, lo que implica “tratar de reformular todo su pasivo, de que el pasivo sea manejable dentro de la causa y sea posible ser pagado permitiendo la continuidad de la empresa”.
Esto deja al Estado en una situación donde “si esperamos que se dicte sentencia para presentarnos vamos a estar 7, 8 años porque los procesos judiciales tienen diversas instancias”. Así las cosas, Bertorello explicó que la Provincia se presentó en el concurso de acreedores por cuanto “la empresa no había denunciado que podía tener deuda con el Estado, es decir, que el Estado era un acreedor en relación de la falencia aparecida en el estadio de la obra pública mal construida”.
De esta forma, planteó que aún persiste la duda sobre la factibilidad de la utilización del Estadio Bicentenario, “no obstante el arreglo posible de las tribunas, del resto no tenemos seguridad”.
En diálogo radial, preguntó: ¿Se animará una persona a llevar a sus hijos al estadio que fue arreglado parcialmente y en el resto se le hicieron algún tipo de pequeños arreglos?”.
De esta forma, el fiscal de Estado mencionó que se estaba al resguardo de la resolución donde recayó el concurso de acreedores. Así, según Bertorello, son dos las opciones a futuro: que el crédito se haga válido para que la empresa se vaya a la quiebra y reclamar dentro de este proceso o que la empresa haga una oferta de reconstrucción.
“Si la empresa pudiera hacer la reconstrucción sería lo ideal”, contempló.
Si bien aceptó que se podría intervenir el Coloso mientras el proceso judicial continúa su camino, ello abrió un interrogante: “¿Recuperaremos el dinero?”.
“Lo ideal es la recuperación pero quién se hace cargo del monto”, dijo Bertorello, observando que “la Provincia no está en condiciones cuando hay otras cuestiones que son muchísimo más urgentes e importantes”.

La Corte se declaró incompetente

El conflicto judicial por el Coloso de la Loma retomó su punto de partida.
Sucede que la denuncia por daños y perjuicios presentada por Fiscalía de Estado -a cargo de Carlos Bertorello- contra la empresa que construyó el Estadio Bicentenario, es decir, Capdevila Empresa Constructora, había pasado a manos de la Corte de Justicia.
Sin embargo, el máximo tribunal se declaró incompetente y lo remitió nuevamente al Juzgado Civil puesto que la demanda no solicita alguna anulación o revisión de un acto administrativo.