Cuando tenía prácticamente confirmado que sería senador nacional electo, el exrector de la Universidad Nacional de Catamarca Flavio Fama firmó una resolución en la que otorgó 127 pases a planta permanente a personal no docente y le dio recategorizaciones a otros 25 empleados. Lo hizo cinco días antes de entregar el Rectorado al ya electo Oscar Arellano, y en el listado aparecen nombres destacados.

La resolución 2021-579-E se firmó el domingo 26 de septiembre de manera digital desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Además del entonces rector Fama, aquélla lleva la firma del secretario general, Sergio Gallina. Ocurrió dos semanas después de que Fama fuera ratificado como candidato a senador nacional, lo que prácticamente le garantizó ser electo. Dos días antes de esta resolución, Arellano había sido electo como nuevo rector en Asamblea.

Flavio Fama
Flavio Fama

Entre los beneficiados con la resolución aparecen la recientemente electa diputada provincial Silvana Carrizo (JPC), el exministro de Hacienda del FCS, Mamerto Acuña; el exdirector de Telecomunicaciones del FPV, Orlando Alessandro; el hijo de la exdecana de Ciencias Económicas, Jorge Zafe Maza; y el hijo del propio Fama, Flavio Fama (h).

En los considerandos de la resolución se mencionó que el Rectorado solicitó la nómina de agentes que prestaban servicios en calidad de contratados y que percibían salarios equivalentes a categorías del sector no docente, además de aquellos que cumplían funciones de mayor jerarquía a las que les correspondía por designación.

“Esta gestión tiene el firme propósito de garantizar a todo su personal la fuente laboral y la expectativa de permanencia en la institución, en la medida que el crédito presupuestario y las necesidades de servicio así lo exijan. Del informe surge, por un lado, que hay personal contratado que percibe remuneraciones equivalentes a categorías del sector no docente y en cargos que se encuentran vacantes y, por otro lado, personal que desempeña funciones de mayor jerarquía a las que les correspondían en su designación, por lo que corresponde normalizar la situación de revista del personal que se encuentra en condiciones de inestabilidad laboral”, fundamentó en la resolución.

En el mismo sentido, consideró que “resulta conveniente y necesario reforzar y consolidar la perdurabilidad en esta Casa de Estudios de recursos humanos calificados por la experiencia y la capacidad adquirida en el desempeño de sus tareas”, y destacó “que el compromiso, responsabilidad, eficiencia y eficacia laboral demostrados han sido altamente satisfactorios”.

Por último, menciona que en la UNCA “no están implementados los mecanismos de ingreso a planta permanente conforme lo establece el Convenio Colectivo de Trabajo del sector no docente”, y que el criterio aplicado en esta oportunidad ya se había utilizado en otra resolución en 2015.