Los resultados preliminares de la autopsia que realizaban anoche al cuerpo de Paula Giménez Carrizo (15), quien fue encontrada sin vida en un cerro en Aconquija, Andalgalá, indicaron que no fue víctima de abuso sexual y que las lesiones que presenta el cuerpo fueron producto de la caída.

Así lo confirmaron fuentes judiciales a este diario y desde donde señalaron que la fiscal en feria, Soledad Rodríguez, esperaba el resultado final y otros informes para determinar los pasos a seguir, puntualmente la situación del primo de la joven quien se encuentra detenido.

El cuerpo fue rescatado del cerro alrededor de las 15 de ayer y fue trasladado a Andalgalá para realizar la operación autopsia. Un total de 20 personas integraba la comitiva conformada por personal de los grupos especiales KUNTUR, GER, Bomberos y peritos.

El cuerpo se encontraba en un barranco a unos cuarenta metros de profundidad, en un lugar de muy difícil acceso. Estaba con la cabeza hacia abajo y si bien el cuerpo se encontraba en un avanzado estado de descomposición tenía las ropas intactas.

Casi al cierre de esta edición se conocieron detalles preliminares de la autopsia, aunque ésta continuaba realizándose. En ese contexto las fuentes oficiales confirmaron que la joven no tenía signos de abuso sexual, que las lesiones que presentaba son compatibles con la violenta caída.

En ese contexto señalaron que la muerte podría haber ocurrido el mismo lunes pasada las 13.30, cuando se presume cayó al vacío. A esa hora fue la última vez que su celular estuvo activo, que es la llamada que realizó a su padre, quien se encuentra en Buenos Aires.

Desde ese momento en adelante se desconoce lo ocurrido y es el objetivo de los investigadores.

Hipótesis

La fiscal en feria, Soledad Rodríguez, quien llevó a cabo la pesquisa desde el momento de la denuncia, dialogó con El Ancasti y se refirió a las líneas de investigación que maneja.

“Una de las hipótesis es que haya sido un accidente y otra que alguien le haya hecho algún tipo de daño para que ella se desbarranque en la forma que lo hizo y terminara con este desenlace trágico”, resaltó. Asimismo, señaló que dentro “de una de esas hipótesis hay motivos para sospechar que el primo haya tenido algún tipo de participación”.

En tanto puntualizó que “ahora el hallazgo del cuerpo, cómo fue encontrado y más la autopsia nos da otro tipo de información y detalles de lo que podría haber pasado con lo que podemos ir visualizando con cuál de las dos hipótesis avanzaremos”, resaltó.

En cuanto al teléfono de Paula, la fiscal señaló que si bien no pudieron encontrarlo, se sabe que está en el lugar en base a los informes que daban las empresas telefónicas.

“En todo momento nos informaron que el aparato estaba ubicado en donde se realizaba el rastrillaje, en el sector en donde se encontró el cuerpo”, puntualizó.

En este sentido explicó que el recuperar el aparato celular no es de relevancia para la causa, ya que se cuenta con ese informe de las empresas en cuanto a las llamadas que realizó, los horarios y demás de datos importantes en la pesquisa.