Un hombre de 43 años terminó en la Comisaría Décima Primera de Valle Chico, ayer a la madrugada y puesto a disposición de la fiscalía en feria, luego de que, tras secuestrársele el auto que conducía bajo los efectos del alcohol, se presentó en la comisaría, rompió la faja de secuestro e intentó darse a la fuga a bordo del vehículo.

LA UNIÓN pudo conocer de fuentes policiales que alrededor de las 2.30 de la madrugada de ayer, en circunstancias que efectivos de la Comisaría Décima Primera realizaba recorridos en la avenida 1, entre calles 37 y 39, del barrio Valle Chico, divisaron un automóvil marca Chevrolet Clasic, color gris, dominio IZP 092, que transitaba fuera del horario permitido.

Ante esta situación, los efectivos le hicieron detener la marcha del rodado a su conductor, Jorge Javier Romero (43), quien al ser identificado viajaba junto a Federico Romero (23).
Al advertir que el conductor tenía aliento etílico, los policías convocaron a sus pares de la División Seguridad Vial, quienes le realizaron el test de alcoholemia al conductor, arrojando resultado positivo de 2.79 g/L (alcohol en sangre); labrándose el acta correspondiente y procediéndose al secuestro del automóvil.

Casi dos horas después, el personal de la guardia de la Comisaría Décima Primera, donde había quedado secuestrado el auto en cuestión, observó a un sujeto, quien se acercó al vehículo y, tras romper la faja del secuestro, abordó el mismo y lo puso en marcha, con clara intención de fugarse en el rodado.

Como la maniobra fue advertida por los efectivos, estos pudieron evitar que el sujeto se llevara el auto, haciéndolo descender el habitáculo, tratándose de Jorge Romero, a quien en la avenida 1 entre calles 37 y 39 se lo habían secuestrado por conducir en estado de ebriedad.

Como el sujeto se tornó agresivo para con el personal policial, insultándolos e intentando agredirlo, se procedió a reducirlo e informar del hecho al fiscal en feria, Dr. Hugo Costilla, quien impartió las directivas a seguir.