El kirchnerismo tomó distancia del diputado Hugo “Grillo” Ávila tras hacerse pública una denuncia en su contra por supuesta retención de haberes.

Es que, por una parte, se emitió un fallo judicial para que el legislador se abstenga de utilizar el nombre “Unidad Ciudadana” en su armado partidario.

Diputado Hugo Avila, Grillo Avila
Diputado Hugo Avila, Grillo Avila

A la vez, se emitió un comunicado firmado por dirigentes del espacio solidarizándose al mismo tiempo con el denunciante Carlos Bazán.

De acuerdo a lo que pudo reconstruir este medio, la diputada nacional Verónica Mercado estuvo en la provincia con apoderados nacionales de Unidad Ciudadana para presentar un recurso de oposición.

Este planteamiento judicial apuntaba a poner un parate al uso del nombre “Unidad Ciudadana” que estaban conformando “Kolina”, “Partido Frente Grande” y “Encuentro por la Democracia y la Equidad”.
Así las cosas, la justicia le hizo saber a estos grupos que debían abstenerse de utilizar el nombre “Unidad Ciudadana” puesto que no se ajusta a derecho.

Por otra parte, circuló un comunicado desde la propia UC que llevaba la firma de dirigentes y militantes, en el cual se aclaraba que UC es “un proyecto colectivo de transformación nacional”. “La historia de Unidad Ciudadana tiene como fundamento histórico a las gestiones presidenciales de Néstor Kirchner y Cristina Férnandez de Kirchner y reconoce el liderazgo de la expresidenta y actual senadora nacional”, continúa el texto.

Así, plantearon que “los comportamientos individuales, eventualmente reprochables, de algún personaje que participó de un frente electoral -en clara alusión a Ávila- no pueden extenderse al proyecto de Unidad Ciudadana, ni tampoco afectar al resto de sus dirigentes y militantes”.

De esta forma, remarcaron que “los objetivos a los que aspira Unidad Ciudadana exceden a los individuos que accidentalmente acompañan los coyunturales frentes electorales, y no deben ser mancillados por acciones egoístas y abusivas”.

Fuertemente apuntaron que “Unidad Ciudadana no es una franquicia útil para satisfacer ambiciones personales, es mucho más que cualquier funcionario, legislador o figura política que afirme integrarla”.

“Nos solidarizamos con el compañero Carlos Bazán, a quien acompañamos en el reclamo que hace, como consecuencia de haber sido desconocidos sus derechos como trabajador de la Legislatura provincial”, concluye el texto del comunicado.