En el escrito, el legislador cargó duro contra el Gobierno provincial :

Carta Abierta 

Como diputado provincial y representante de la oposición y voz de los vecinos de mi provincia, por consiguiente; le solicito que desista anunciar convocatorias al diálogo con la oposición cada vez que le hacemos comprender o visibilizamos la incompetencia de su gobierno ante la falta de respuestas en la prestación de servicios sociales que les corresponden por derecho a los catamarqueños. De modo que le aconsejo -humildemente- que la convocatoria de diálogo sea auténtica, seria, sincera y formal, con una agenda consensuada y comprometida con los problemas de la gente y, sobretodo, con voluntad de cumplir los acuerdos de la agenda pública. Acuerdos que Usted incumplió, degradando nuestra confianza y el valor de su palabra, de su credibilidad.

Cómo creerle a un Gobierno que miente protegiendo a una empresa minera que subfactura cuando exporta litio y evade impuestos, patrimonio de todos los catamarqueños; que miente e incumple la promesa realizada al personal de salud -que estuvo frente a la pandemia- de ser incorporados en planta permanente, nuevamente precarizados a través de contratos de guardia; que miente respecto a la potabilidad del agua provista en las chacras y de muchísimas localidades del interior; que miente cuando habla de federalismo; y en el mismo momento -al igual que el presidente Alberto Fernández- desobedece los fallos de la Justicia.

Cómo creer en un Gobierno que no respeta la independencia de poderes, o cómo creer en alguien que se cree por encima de la ley.

Cómo creer en un Gobierno que mira para otro lado, no dice nada y tampoco se moviliza para contribuir con la Justicia y resolver, por ejemplo, quién y por qué mataron al ministro Juan Carlos Rojas.

Cómo creer en un Gobierno que no se conmueve ni ocupa de casi el 50% de pobres (100.000 catamarqueños), que tampoco tienen acceso a un servicio de salud pública y deben recurrir a hacer rifas, vender empanadas o acudir a préstamos usureros, para solventar los gastos médicos en sus sanatorios, mientras el clan familiar llena sus bolsillos millonariamente. Y por favor No nos diga que desconocer esta triste y lamentable realidad.

Gran parte de los niños y adolescentes de las familias que están por debajo de la línea de pobreza, dejan la escuela y su gobierno no tiene una política educativa para buscar y contener esos chicos en vulnerabilidad, mientras el 50% de los jóvenes abandonan la secundaria. Tampoco vemos iniciativas para mejorar el aprendizaje después de ubicar a Catamarca como una de las provincias con peor calidad educativa.

Qué expectativas podemos tener en el diálogo; más allá de lo difícil que es creerle, cuando estos flagelos no están en su agenda, no son de su interés, ni parece pretender cambiar nada, porque el principal beneficiado es USTED.

En su concepción sobre el diálogo, observamos una simple e irrelevante ola de intercambio de opiniones desordenadas que tienen su propósito de descomprimir -mediante una foto- los apuros provocados por los yerros de su gestión gubernamental sin sensibilidad social, abocada a los grandes negocios que benefician a unos pocos y a una obra pública sumergida en la corrupción, que no da arreglo -ni siquiera una sólida respuesta- a la pobreza y demanda de los magros servicios sociales.

Está claro que USTED sigue empecinado en su política de concentración de poder, que conlleva a la profundización de las desigualdades de los catamarqueños.

Considero pertinente recordarle -como lo hicimos hace tiempo-, una dolorosa verdad que con fuerza seguiremos levantando y que usted parece olvidar en beneficio de su obstinada concentración de poder: «Los ladrillos no alimentan, no curan, ni educan».

Como mencioné con anterioridad, todas las personas que conformamos los sectores de oposición creemos que el diálogo es una instancia indispensable para realizar aquellos cambios y transformaciones que necesitan nuestra querida Catamarca. Sin embargo, ello  requiere consenso, planificación conjunta y, sobretodo confianza, la que se logra y sostiene mediante el cumplimiento de los acuerdos que deben dar respuesta y soluciones concretas a la gente.

Por último, deseo rememorar que nuestra misión es contribuir y velar por el bienestar de los catamarqueños. Por esto, que nos tomamos el tiempo de redactar y proponer la siguiente agenda de asuntos que estamos dispuestos -con todo gusto- a tratar:

Mejorar los ingresos de nuestros agentes públicos, través de las asignaciones familiares acorde al régimen al nacional, donde cada familia cobre por hijo un monto básico de $11.000 mensuales.

Recuperar el sistema de salud pública con la descentralización territorial de los servicios para evitar el desarraigo y el colapso del sistema público en el Valle Central, además de mejorar la calidad del servicio de la Obra Social de los Empleados Públicos y achicar el déficit mensual de 200 millones de pesos.

Establecer el plan para recuperar ediliciamente los establecimientos escolares; junto a una política educativa que garantice el aprendizaje de los alumnos y desarrolle las habilidades para las demandas laborales actuales y futuras.

Generación de empleo mediante el fortalecimiento de los emprendimientos locales destinados a la producción agropecuaria y servicios turísticos, garantizando el abastecimiento del agua de riego y promoviendo el agregado de valor en la cadena de comercialización de nuestros productos agropecuarios; y la puesta en valor y conversión de atractivos en productos turísticos, que deben incluir la prestación local de los servicios de salud, conectividad y seguridad.

 La urgente mejora de los servicios esenciales de agua potable y energía en cada rincón de la provincia, sobretodo en el interior, donde las obras de distribución de energía eléctrica se remontan a más de 15 años. Todavía existen localidades y barrios sin el servicio de agua potable, o incluso con la provisión de agua no apta para el consumo humano.

 Restablecer el Consejo de la Magistratura para el concurso y evaluación de los funcionarios judiciales.

 Implementar la modernización, agilización y transparencia de los procesos judiciales.

 Mejorar las calidad del servicio de justicia mediante un sistema de gestión que garantice la formación del personal, la evaluación de los magistrados y la provisión de los recursos para su adecuado funcionamiento.

Conforme a lo dicho anteriormente, me encontraré a la espera de una respuesta que esté a la altura de las demandas de los catamarqueños. Reciba un cordial saludo. 

Artículo anteriorReclaman a Zenteno de Valle Viejo que el adelanto al aumento salarial sea en Febrero
Artículo siguiente“La vacunación, un trabajo cuesta arriba”
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.