Un exmilitar de 41 años fue aprehendido por la brigada de Investigaciones de la Policía, luego de comprobarse que mediante mensajes de WhatsApp intentaba encontrarse con una niña de apenas 8 años con claras intenciones de abusar de ella sexualmente. El hombre fue descubierto por el padre de la nena, quien de forma ejemplar se involucró para motorizar la investigación y poder llegar hasta la detención del hombre que intentaba poner en peligro a su hija.

abusador detenido, abuso detenido, intento de abuso catamarca
abusador detenido, abuso detenido, intento de abuso catamarca

El Esquiú.com, dialogó con el padre de la víctima, cuya identidad será protegida para resguardar la privacidad de la niña y evitar que sea identificada. “Esto comenzó el fin de semana. Con mi mujer solemos revisar la tablet de mi hija, la cual ocupa solamente para jueguitos y tiene bloqueadas todas las aplicaciones de redes sociales. En el caso de WhatsApp, tiene solamente un grupo con nuestra familia y uno con sus compañeritos de colegio, pero siempre estamos pendientes de lo que escribe, como se suele recomendar”, explicó el hombre.
El sábado, el padre de la niña se encontró con que su hija había recibido mensajes de un hombre de nombre Marcelo, de 41 años, quien le contaba a su hija que vivía solo en Manantiales, departamento Santa Rosa, y quería conocerla. “Ninguno de nosotros conocía el número ni a la persona. En principio supusimos que podía ser un mensaje equivocado para mi cuñada, quien también sale en la foto de perfil de mi hija y tiene unos 19 años”, dijo el denunciante.
A partir de allí, la pequeña fue aislada del hecho y su padre continuó el diálogo con el depravado, siguiéndole la corriente. “Le expliqué que era la más chica de la foto y él aseguró que no le importaba la edad porque de todos modos era una mujer y que quería conocerla y reunirse con ella”. Ya consciente de la edad de la niña, el sujeto intentó convencerla de que viajara a Manantiales para conocerse, dándole precisiones sobre qué colectivo tomar y pidiéndole que no le contara a nadie.
Para ese entonces, el hecho fue puesto en conocimiento de la fiscalía de Instrucción a cargo de Myrian López, quien comisionó a la brigada de Investigaciones para seguir con el procedimiento. De acuerdo a los datos obtenidos, el denunciado habría sido parte del Ejército Argentino como soldado voluntario entre 2000 y 2003.
“El tipo le dijo barbaridades en todos los tonos, ya sabiendo que hablaba con una criatura le pedía que le pasara fotos desnudas, fotos bañándose y le decía que quería estar a solas con ella para tocarle el cuerpo y besarle sus partes íntimas. Siempre repetía que no le importaba la edad y que él la iba a saber cuidar”, explicó el padre con evidente indignación.
Todos los mensajes fueron monitoreados por Policía y Justicia. Con el delito de grooming ya consumado, el hombre citó a la pequeña a las inmediaciones de la Terminal el martes, pidiéndole que buscara un lugar donde pudieran tener intimidad. Según dijo, viajó a la ciudad por otros trámites.
A las 7.30, los uniformados lo emboscaron y lo redujeron en Zurita y Vicario Segura, logrando el secuestro de una mochila negra con el celular desde el que enviaba los mensajes, una billetera y un pendrive. La detención del hombre, de apellido Zamorano, fue informada desde el área de prensa policial. Paralelamente, se allanó su domicilio en Manantiales, en busca de pistas sobre otros posibles delitos. Según trascendió, solamente encontraron cd’s piratas con pornografía común.

Depredador

“Él supo siempre que tenía 8 años y no le importaba, es un depredador, y uno los ve camuflados siempre entre vecinos amables, amigos simpáticos; le pido a toda la gente de Manantiales que consulten con sus hijos y revisen sus celulares, estoy seguro de que por su forma de actuar éste no fue el primer caso. Todo su entorno social está o estuvo en riesgo”, expresó el padre de la niña, quien adelantó que se constituirán como querellantes en la causa a fines de evitar que el individuo recupere la libertad en una futura audiencia de control.

Comentarios hipócritas desde las redes

El padre de la niña se mostró dolido por comentarios volcados en las redes luego de que se conociera ayer la noticia. “Parecen justificar el accionar de un pedófilo juzgando que mi hija tenga una tablet. Un niño no tiene prohibido tener estos elementos, lo que recomiendan los expertos es estar en estricto control, que es lo que pasa aquí”.
Además, remarcó que no optaron por la opción fácil, sino que persiguieron al acosador: “La aplicación permite bloquear al número y evitarnos todo este mal trago, pero nos asesoramos y pusimos a esta persona a disposición de la Justicia, que no nos defraudó”. El papá de la nena agradeció la buena predisposición y el acompañamiento de la fiscal López, su secretario Seco Maza, la Unidad Judicial Nº 9 y la brigada de Investigaciones.
Por último, adelantó que irán a fondo con la persecución penal por considerar que el depravado debe actuar así con frecuencia.