La semana pasada trascendió que el procurador de la Corte de Justicia, Enrique Lilljedhal (p) se habría apartado de la causa de Elián Kotler, el joven condenado a 4 años de prisión efectiva por el homicidio culposo de Pablo Camaño en marzo de 2013.

Si bien no trascendieron los motivos, según fuentes judiciales se trataría de violencia moral, por lo que ahora los jueces de la Corte de Justicia deberán resolver si le hacen lugar al pedido de la máxima autoridad del ministerio público fiscal local.

Ante esta noticia, Analía Carena, la madre de la víctima denunció a El Esquiú.com que “esta no es más que una maniobra que han buscado las mentes detrás de esto para que Elián Kotler siga en libertad”.

Vale resaltar que el procurador tiene a su cargo resolver si hace lugar al Recurso Extraordinario Federal presentado por la defensa del joven sentenciado. Según fuentes consultadas por este medio, en caso de que la resolución no sea favorable, el joven iría de inmediato a la cárcel, donde aguardará que se resuelva un posible y último movimiento que sería La Queja ante la Corte Suprema de la Nación.

Además, las sospechas de la familia de Camaño se centran en que  como precedentes, “Lilljedhal (p) nunca dio curso a una presentación  de estas características, que en caso de que debiera actuar y si le diera curso, estaría en contra de su propio precedente”.

“La maniobra, que se sospecharía, es que al inhibirse le estaría dejando lugar a alguien que no tendría ese problema, porque nunca ha trabajado en casos similares”, remarcaron.

A 11 meses de la condena de Kotler, Carena señaló: “Es lamentable, algo que se tendría que haber resuelto antes con la cárcel, no se ha resuelto, están buscando que con ese recurso, la causa se pierda, pero mi hijo está muerto y el causante de esa muerte, es Elián Kotler y hay una condena”, remarcó.

“Le pido a la Corte de Catamarca, quien está evaluando la inhibición, que piense en la víctima, que piense en la familia de Pablo Camaño y que piense en todas las víctimas que esperan justicia y de los futuros casos. Por favor que no permitan que la experiencia y la antigüedad de Lilljedhal pese sobre esto. Es muy rara la excusa, me parece una ‘chiquilinada’ muy pequeña, para la trayectoria que tiene, un hombre de vasta experiencia”, añadió.

Elián Kotler, en marzo de 2013, alcoholizado y a alta velocidad en su automóvil marca Volswagen Vento provocó un siniestro vial que le provocó la muerte a Pablo Camaño, un joven motociclista, además de provocar lesiones en dos mujeres, Lorena Montivero y Noelia Toledo, que estaban paradas en el semáforo como pasajeras de un remís que terminó destruido por la violencia del impacto.