Monumento a Malvimas Catamarca, demolido
Monumento a Malvimas Catamarca, demolido

Demolieron el monumento a Caídos en Malvinas ubicado en la intersección de las avenidas Alem  y Belgrano. La comuna capitalina hizo lugar al requerimiento que realizaron los veteranos junto a concejales.
La estructura  fue construida en 1999 por el arquitecto Marcelo Guzmán. El autor de la escultura manifestó su malestar por no haber sido consultado sobre la determinación de remover la estructura. Calificó la demolición como “una falta de respeto y atropello el arte”.

Monumento a Malvimas Catamarca, demolido
Monumento a Malvimas Catamarca, demolido

En el lugar, la comuna prevé un proyecto integral que contempla trabajos de iluminación, veredas, forestación. También, a pedido de los veteranos se emplazará un monumento en homenaje a los 44 marinos del submarino perdido ARA San Juan.
Días pasados, el intendente Raúl Jalil, se reunió con veteranos de Malvinas para dialogar sobre el estado general del sector.
Eduardo Niederle, secretario de Obras Públicas de la municipalidad de la Capital, explicó al respecto: “Hemos demolido todo el sector para la otra semana comenzar a hacer un nuevo espacio para los héroes de Malvinas. El monumento del Soldado que está en el lugar será trasladado a donde estaba el anterior y se pondrá otro en conmemoración del submarino ARA San Juan. Va a ser una obra por administración de la Municipalidad”.
Sobre los trabajos que se ejecutarán en el sector, el funcionario dijo: “Los arquitectos van a desarrollar el proyecto. El lunes vamos a comenzar a trabajar en las veredas. A las calles vamos a unirlas con la colocación de adoquinado, de manera que sea un solo espacio. Se va a hacer iluminación nueva, forestación, bancos, veredas, forestación y todo lo nuevo como corresponde”.

Malestar del autor

El arquitecto Marcelo Guzmán dijo sobre la demolición: “A mí nadie me avisó. Estaba en estos días por proponer ya que se aproxima la fecha de conmemoración de Malinas en abril, una renovación de la obra, y me doy con esto. Es muy duro porque es una obra de arte, una creación que tiene más de 18 años cumplidos. Una obra que siempre fue cuestionada por los gobiernos. La sensación que tengo es de atropello, de arbitrariedad, actitudes dictatoriales, creo que nadie puede tomar el derecho de hacer eso.  Esta escultura, más a allá de que les guste o no, ya formaba parte de la ciudad, era del pueblo”.
En idéntico sentido, Guzmán señaló: “Esta determinación se debería haber tratado en el Concejo Deliberante, consultar a entidades relacionadas al arte y a mí, por supuesto. Le han pasado por encima a un monumento, a una obra de arte, a un artista. Me parece una falta absoluta de respeto y tendrán que asumir esa actitud. Esto va a generar mucha controversia, no se actúa así”.