La Policía tuvo que intervenir en una fiesta privada repleta de jóvenes que se llevaba a cabo ayer a la madrugada en un salón de San Antonio, Fray Mamerto Esquiú. El evento fue clausurado por la venta y el consumo de bebidas alcohólicas de menores de 18 años.

Según la información a la que tuvo acceso este diario aproximadamente dos mil jóvenes de diferentes colegios secundarios de la Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú estaban participando de una fiesta a la que se había convocado a través de las redes sociales. 

Las fuentes informaron que alrededor de la 1 de la madrugada se alertó que en el evento se estaba consumiendo diferentes tipos de bebidas alcohólicas a menores de edad.

Por ese motivo personal de la Subcomisaría de San Antonio, conjuntamente con efectivos del Grupo de Infantería de Zona Norte, bajo las directivas de la Dirección de Infancia y Adolescencia se trasladó hasta ese lugar y procedió a la suspensión de la fiesta y la clausura del recinto. Según informaron desde la División Relaciones Institucionales dos jóvenes fueron demorados. Uno de 18 años fue arrestado porque protagonizó una pelea y al notar la presencia policial comenzó a arrojar elementos contra los patrulleros.

El adolescente fue subido al patrullero y trasladado a la subcomisaría de San Antonio. En tanto que un adolescente de 15 años también fue demorado.

Violento
Un sujeto fue arrestado porque atacó a golpes a su pareja y otra mujer. El incidente ocurrió el viernes a las 17.30 en una vivienda de calle Villegas al 500, en el barrio Villa Cubas, en donde una persona, cuyos datos no trascendieron golpeó a su novia y amenazó de muerte a una vecina que había salido en su defensa.
El sujeto terminó arrestado en la comisaría Quinta.