Ayer, la comuna capitalina autorizó el incremento de la tarifa del servicio de taxis y remises.

A partir de mañana, la bajada de bandera pasará de 21 a 24 pesos, mientras que la ficha subirá de 1.60 a 1.80. El incremento corresponde a un 13 por ciento.

El pedido de los trabajadores del volante obedece a la suba de los insumos básicos para ofrecer el servicio, siendo el combustible y el mantenimiento de las unidades los más afectados.

El último incremento de la tarifa fue en diciembre del año pasado.

Marcelo Gallo, representante de Autoconvocados de taxis, comentó que “estamos solicitando el aumento de la tarifa y la tarifa nocturna. La modificación en el monto de los préstamos también es uno de los pedidos que estamos haciendo, hay requisitos que ya hemos acordado que se modifiquen. Se levantó la medida por un acuerdo entre todos los trabajadores. El aumento es el mínimo pero estamos todos de acuerdo”.

El secretario general de Aprecat, Julio Olivera indicó que la bajada pasaría a costar de 21 a 24 pesos, mientras que la ficha quedaría en 1,80.

“Es el acuerdo al que hemos llegado a partir del miércoles. Nos hemos quedado muy atrás, el último aumento que hemos tenido fue en diciembre del año pasado y a la fecha hemos sufrido la suba de combustible y de todos los insumos de nuestros vehículos”.

En la misma línea, Olivera señaló que “es preocupante la situación, hay empresas a las que se han reducido los llamados debido al incremento diario de los costos. Tengo ganas de cambiar de trabajo, soy propietario y yo ando trabajando en la calle y no rinde”.

Entre los puntos que se dialogaron en la reunión con el intendente Raúl Jalil, los trabajadores manifestaron el análisis de exigencias en la transferencia de la licencia, monto de los créditos para el recambio de unidades, mientras que se solicitó que se considere la aplicación de multas en la zona de bancos cuando los taxistas y remiseros ayudan a descender a adultos mayores y personas con discapacidad.

 

Tarifa nocturna

La tarifa nocturna es otro de los puntos que los trabajadores de taxis y remises solicitan que la comuna ponga en vigencia.

Por ahora no se aplicará la misma ya que debe ser aprobada por ordenanza del Concejo Deliberante.

La tarifa nocturna establece un monto superior al valor de la tarifa por el servicio en horas de la noche.

Los representantes de los trabajadores del volante estiman que esta tarifa especial se implemente cerca de fin de año.