SE APLICARÁ EN 2023
Luego de que propietarios de frigoríficos del interior amenazaran con dejar de producir, el Gobierno Nacional tuvo que posponer la medida.
A principios de esta semana, los frigoríficos salieron a alertar a los consumidores que no recibirían hacienda ni faenarán carne en señal de protesta por una medida que se iba a empezar a aplicar ayer en todo el país. Ante la advertencia de que la medida podría generar desabastecimiento en las carnicerías, el Gobierno Nacional decidió postergar por 75 días la entrada en vigencia del nuevo régimen (que debía iniciar ayer).

Ante el gran malestar que se había generado en varias provincias del interior del país a través del pronunciamiento de los frigoríficos regionales, el Gobierno tuvo que posponer la medida. El nuevo sistema de comercialización (que ahora se aplicaría desde el 15 de enero de 2023) consistía en que la carne iba a pasar a despacharse en trozos de 32 kilos en lugar de las pesadas medias reses de más de 80 kilos. Según se explicó en un comunicado de prensa de la Secretaría de Agricultura de la Nación, la decisión “fue por un pedido especial por parte de las provincias, con el fin de poder adecuar cuestiones vinculadas a la implementación, control y logística del troceo”.

Desde carnicerías locales reconocieron que si bien es una medida que puede cuidar la salud de los trabajadores que deben cargar la media res, había que realizar muchos cambios en los frigoríficos locales distribuidores que se hacían inviables en el poco tiempo que les habían dado para cambiar a un sistema mecánico que exigía el troceo.

Esta presión que ejercieron desde las provincias les dio el tiempo para poder adaptarse, aunque seguirán las conversaciones entre los representantes de los frigoríficos y autoridades del Gobierno nacional.

“No hay ninguna carnicería que esté preparada para esto, implica una inversión grande, cambios en la estructura del local y con la crisis y las bajas ventas se hace muy complicado. El trozado también será complicado porque ya estamos acostumbrados a trabajar de otra forma”, señaló un propietario de una carnicería de avenida Gobernador Galíndez.

En tanto que Pablo Quiroga, propietario de otra carnicería local, señaló que la aplicación desde ayer era complicado ya que ni SENASA, ni Bromatología municipal habían habilitado el nuevo sistema que se quería aplicar.

Controversia
La medida del Gobierno cuenta con el apoyo de los frigoríficos de la exportación, mientras que las cámaras empresarias más abocadas al abastecimiento del mercado interno rechazaban la iniciativa, no descartaron llevar sus reclamos a la Justicia. El secretario de FIFRA (Federación de Industrias Frigoríficas Regionales de Argentina) reveló que para que un frigorífico mediano adapte sus instalaciones, requiere una inversión mínima de $300 millones.

Fuente: El Chasqui Digital

Artículo anteriorNuevo acuerdo entre Catamarca e YPF para industrialización del Litio
Artículo siguientePrimal Scream compartió una canción en apoyo a trabajadores ferroviarios
Catamarca Provincia, Diario de Catamarca, provincia del Norte de Argentina, con toda la información de la región actualizada y seleccionada. https://catamarcaprovincia.com.ar/ Esta compuesta por 3 comunicadores que trabajan para informar los eventos mas destacados y de interés, desde política a Entretenimiento y Virales.