Pasaron casi tres semanas sin que el cargo del ministro de Educación de la provincia
de Catamarca estuviera ocupado de manera formal y si bien días atrás ya se había
adelantado quién sería la nueva titular de la cartera educativa, faltaba que fuera
puesta en funciones.
Por ello, en la jornada de ayer se llevó a cabo el acto formal, el cual se desarrolló en
la sede del Poder Ejecutivo y en el cual el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, le
tomó el juramento a la nueva ministra de Educación, Andrea Centurión.

Ministra Andrea Centurion, Andrea Centurion
Ministra Andrea Centurion, Andrea Centurion

Este acto contó con la presencia del ministro de Gobierno, Justicia y Derechos
Humanos, Jorge Moreno; el intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra,
y el senador por Santa Rosa, Raúl Barot. Además, esta asunción se realizó siguiendo
un riguroso protocolo sanitario acorde a las medidas adoptadas por el Gobierno
Provincial en el marco de la extensión temporal de la Etapa de Convivencia Roja por
COVID-19.
En cuanto a Centurión, es abogada y se desempeñó como secretaria de Asuntos
Municipales en el ministerio de Gobierno de la Provincia. Previamente había ocupado
cargos jerárquicos en el municipio de Fray Mamerto Esquiú en la gestión del
intendente Ferreyra.
Además, Centurión viene a ocupar el lugar que dejó vacante el exministro de
Educación, Francisco Gordillo, al cual le aceptaron la renuncia el pasado 14 de
octubre y ahora regresó a ocupar su cargo de intendente en la Municipalidad de
Pomán.
La ahora ministra de Educación deberá afrontar varios puntos que quedaron sin
resolver por parte de su antecesor, como la situación de los Institutos de Educación
Superior (IES), algunos de los cuales seguirán en la órbita educativa, mientras que
otros pasarán al ministerio de Ciencia e Innovación Tecnológica. Otro tema que
demandará la atención por parte de Centurión es la investigación por designaciones
irregulares que fueron denunciadas y repercutieron entre las entidades gremiales.