Tras la torrencial lluvia, la Municipalidad de la Capital puso en marcha un amplio operativo con participación de todas las áreas, para brindar asistencia inmediata a los damnificados por el temporal que azotó ayer al Valle Central. Se dispuso preventivamente la evacuación de vecinos de las zonas más afectadas, localizadas en la zona Sur.

Inicialmente se evacuaron 25 personas.  Se acondicionaron las instalaciones del Velódromo, CIC Sur, el club San Lorenzo de Alem, el club Estudiantes de La Tablada y el SePaVe “Juan Domingo Perón” para albergar a los vecinos que lo requerían.

Gustavo Saadi, Mariano Rosales
Gustavo Saadi, Mariano Rosales

En el CIC Sur había familias de los barrios Santa Marta, Monte Cristo y el Loteo Parque sur, que perdieron camas, colchones y ropa por el agua que ingresó a sus casas.

Otras personas que preventivamente se retiraron de sus viviendas, prefirieron trasladarse a casas de familiares.

“El desastre natural tuvo características que no se presentaban desde hace más de un lustro, tanto por la cantidad de precipitaciones como por el breve lapso en que se desató el fenómeno”, indicaron desde  el municipio.

El primer relevamiento integral realizado por la comuna registró  sólo daños materiales, ya que no se detectaron heridos ni víctimas fatales.

No obstante, se produjeron serios daños de infraestructura ante la magnitud del caudal de agua recibido en el área urbana, ocasionando roturas, anegamiento de calles e inconvenientes con vehículos particulares.

El intendente Gustavo Saadi, que está al frente del Comité de Emergencia municipal, recorrió los sectores damnificados y dirigió el operativo en coordinación con Provincia.

El jefe comunal visitó a las familias evacuadas y dialogó con vecinos de la zona Sur de la ciudad, además de acompañar el relevamiento de daños para comenzar a diseñar los trabajos de reparación de calles.

Todas las áreas municipales fueron incorporadas a las tareas de asistencia, que se llevan adelante en coordinación con Defensa Civil, contando además con la colaboración del Ministerio de la Vivienda y los concejales.

La Municipalidad acercó elementos de protección y refuerzos alimentarios a las zonas más afectadas, ayuda que también se entregó a quienes realizaron piquetes para pedir asistencia. Al mismo tiempo, en el Sepave “Juan Domingo Perón” se ofrecieron alimentos a todas las personas que se acercaron a solicitarlo.

Con maquinaria del municipio, se aceleró el proceso de desagote de viviendas inundadas, así como comenzó a trabajarse en el despeje y limpieza de las calles para habilitar la normal circulación.

En los puntos donde las roturas son mayores, se señalizó para evitar accidentes, informaron desde la comuna, aunque muchos puntos la señalización era escasa, ya que los daños se daban en múltiples puntos de la ciudad.