Ayer, el incremento autorizado del valor del boleto de transporte público impactó en el sistema SUBE por lo que los usuarios comenzaron a abonar el mínimo a 18 pesos.

Este fue el primero de los tres aumentos que se aplicarán este año y del treinta por ciento con respecto a los 13.90 pesos que el pasajero pagaba por el boleto de primera sección. El próximo, fijado para junio, llevará el valor de la tarifa mínima a 20 pesos y luego en noviembre a 22.

El nuevo valor había sido autorizado los últimos días de febrero pero recién ayer fue aplicado en el cobro electrónico del boleto que se utiliza en las líneas de transporte del Valle Central.

La suba del valor del servicio de transporte representa un fuerte impacto para los usuarios del servicio ya que inició el año pagando 13.90 el mínimo y finalizará 2019 abonando el boleto a 22 pesos.

El Ejecutivo Provincial planificó que durante el 2019 se registre un aumento escalonado en el precio del boleto mínimo, el cual pasará de los actuales 13,90 a los 22 pesos.

Si bien el aumento afecta de manera considerable a todos los usuarios, el trabajador que utiliza el servicio para llegar a su lugar de trabajo en doble turno deberá abonar diariamente 72 pesos a valor de primera sección, lo que en la suma mensual representa una cifra superior a los siete mil pesos.