En la madrugada del día lunes, efectivos de la Comisaría Octava tomaron conocimiento, a través del Comando Radioeléctrico, que en la avenida Santo Domingo, a la altura del barrio 20 viviendas (usurpadas), se estaría produciendo un desorden de gran magnitud.

Constituidos en el lugar, según Relaciones Institucionales de la Policía de Catamarca, los policías constataron que un grupo de aproximadamente 50 personas se agredían mutuamente a golpes de puño y, al observar la presencia policial, se habrían unido entre si y comenzaron a arrojar todo tipo de elementos contundentes contra la unidad móvil y el personal policial interviniente.

Mientras facultativos médicos del SAME asistía a una persona del sexo masculino, mayor de edad, que presentaba una herida en el cuero cabelludo, éste agredió físicamente a la enfermera y los Policías debieron intervenir para resguardar la integridad física de los paramédicos.

Finalmente, un agente de Policía y un cabo resultaron lesionados, en tanto que la unidad móvil de la seccional presentaba importantes daños materiales, en virtud de lo cual los damnificados radicaron la denuncia penal correspondiente en la Unidad Judicial N° 8.