En el mediodía de ayer, una mujer de 35 años se presentó en la Comisaría de San José, departamento Santa María, y denunció a un conocido por el supuesto delito de abuso sexual. Desde la fiscalía se activó el protocolo de abuso sexual en la víctima y se ordenó el arresto del sospechoso. Fuentes policiales y judiciales informaron que el hecho, que es investigado con gran hermetismo por la Policía y la Justicia local, se conoció ayer, cuando la víctima se presentó en la comisaría y denunció el abuso. Según trascendió, la mujer de 35 años, cuyos datos personales se reservan, habría manifestado que el día domingo a la noche, se reunió con un grupo de amigos y conocidos en su domicilio, con quienes compartió bebidas alcohólicas. En un momento determinado de la madrugada, la denunciante se dirigió a su habitación, ingresando por detrás y por la fuerza su acusado, quien sería de apellido Chayle, con quien dijo que  había intercambiado solo algunos mensajes vía WhatsApp. Al entrar al dormitorio, según la denunciante, el acusado cerró la puerta y, aun cuando la víctima intentó defenderse, el sujeto la tomó por la fuerza y abusó sexualmente de ella, accediéndola carnalmente. Informado del hecho, desde la fiscalía se ordenó el protocolo de abuso sexual y una inspección ocular en el lugar del donde habría ocurrido el abuso, como así también se dispuso la inmediata detención del denunciado.

Capital  
En tanto que en la jornada de ayer, en esta ciudad Capital, se conoció que la joven, quien había sido encontrada por la policía el domingo a la mañana en inmediaciones a la vera del Río del Valle, no fue víctima de abuso sexual como se presumió en un principio. Así lo confirmaron fuentes policiales y judiciales consultadas por este diario, quienes indicaron que el protocolo de abuso sexual arrojó resultado negativo. Si bien la mujer habría mantenido recientemente relaciones sexuales, las mismas habrían sido consentidas. Motivo por el cual, el arrestado por el hecho recuperó la libertad en horas de la mañana, previo examen médico.