Los rumores y las filtraciones respecto a los nuevos móviles están tan presentes que llegan incluso cuando los dispositivos a los que sucederán llevan poco tiempo en el mercado y centran el foco. Ocurre de manera significativa con Apple. Nada más lanzarse los iPhone 12, presentados en octubre, surgieron los primeros ecos sobre los iPhone 13, y estos últimos días han resurgido.

Antes de repasar lo que se comenta, cabe matizar que no está clara su denominación, y de hecho hay quienes apuestan por los iPhone 12S, lo que vendría a decir que, dentro de los lógicos avances, no introducirían cambios rompedores.

Aunque el modelo mini no genera las ventas deseadas, se espera que los de Cupertino alumbren una vez más cuatro modelos (mini, estándar, Pro y Pro Max), en principio con unos tamaños muy similares a los de sus predecesores (5,4 / 6,1 / 6,1 / 6,7 pulgadas).

Se esperan que la tasa de refresco de 120 Hz llegue por fin a los iPhone
Se espera que la tasa de refresco de 120 Hz llegue por fin a los iPhone
(MacRumors)

Los cuatro lucirán paneles OLED y se confía en que al menos dos de ellos, los Pro, ofrezcan la tasa de refresco de 120 Hz, fluidez que hubiera gustado ver ya en los iPhone 12, pero al final no se llevó a cabo por su efecto en el rendimiento de la batería. La tecnología LPTO posibilitaría que este rasgo tan demandado se haga realidad. Asimismo, se apunta la vuelta del Touch ID.

En cuanto al diseño, a priori bastante continuista, se habla de que por fin (ya tocaba…) se reduciría la muesca negra del frontal. En la trasera se ‘depuraría’ el módulo de las cámaras, que no sobresaldrían.

Los investigadores han utilizado la medición del ritmo cardíaco para predecir el coronavirus.

En lo relativo a estas destacan las mejoras generales en la estabilización y la presencia del escáner LiDAR, hasta ahora limitado al Pro Max, en todos los miembros de la gama. Asimismo, habrá cambios en el ultra gran angular.

Los iPhone 12S / 13, por supuesto con 5G, conectividad con la que Apple debutó en 2020, serían compatibles con el estándar Wi-Fi 6E. En su interior latería el chip A15.

Mayor énfasis en la carga inalámbrica

Como aspecto llamativo, adelantado por Bloomberg en su momento, la compañía sopesa eliminar el conector Lightning en alguno de los nuevos modelos. Una medida que implicaría que la carga inalámbrica ostentara el protagonismo.

Si en 2020 los iPhone se retrasaron debido a la coyuntura general, se espera que en 2021, en línea con lo habitual, entren en escena en septiembre.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.