El candidato a senador nacional por el Frente de Todos  Guillermo Andrada se refirió al impacto de la pandemia en los indicadores laborales y sociales en Catamarca e hizo hincapié en la recuperación del empleo privado.

En ese orden, señaló que al analizar los índices de desempleo del INDEC del primer y segundo trimestre del año, se observa la recuperación “paulatina y sostenida” del empleo y que la provincia exhibe mejores cifras que la media nacional.

“En el primer trimestre de 2021 la desocupación en el Gran Catamarca fue del 6,8 por ciento y en el segundo descendió al 6,3, mientras la media nacional fue del 10,2 por ciento y 9,6 respectivamente. Esto está vinculado con las medidas adoptadas por Nación y Provincia a través de diversas líneas de asistencia y acompañamiento al sector privado. De ahí que tenemos expectativas por el impulso de la recuperación del empleo”, afirmó Andrada.

Guillermo Andrada, joao andrada
Guillermo Andrada, joao andrada

En ese sentido, recordó que el informe de Situación y Evolución del Trabajo del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE), perteneciente al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, reveló que desde junio de 2020 hasta el mismo mes del presente año la cantidad de asalariados registrados del sector privado de Catamarca creció 5,8 por ciento, lo que representa un total de 1.538 empleos registrados más.

“Debemos estar optimistas como catamarqueños por el comportamiento general de nuestra sociedad en medio de esta terrible pandemia. Ser la última provincia del país donde ingresó el virus y la de menor letalidad, tiene que ver con una conciencia colectiva. El Gobernador Raúl Jalil siempre destaca el comportamiento de nuestra ciudadanía, lo que nos genera mucha esperanza hacia delante. Si nos seguimos cuidando y trabajando todos juntos, debo decir que estamos expectantes frente las proyecciones positivas para lo que resta del año”, señaló el candidato a senador.

Pobreza

Por otra parte, al referirse al índice de pobreza del primer semestre del año recientemente publicado por el INDEC, recordó que dicho periodo en la provincia coincidió con el momento sanitario más complicado generado por la irrupción de la segunda ola.
“Catamarca fue retrasando la llegada del COVID-19, nosotros recién tuvimos la peor situación sanitaria en el primer semestre de este año. Eso significó cerrar o restringir muchas actividades para reducir la circulación del virus y evitar un colapso del sistema de salud, el cual vale destacar que siempre respondió. En la provincia ningún paciente con coronavirus se quedó sin asistencia.

Además de que se implementaron medidas de asistencia a nivel provincial para, sumadas a iniciativas similares del Gobierno nacional, sobrellevar la situación”, valoró.

El postulante a la Cámara alta de la Nación añadió que con la implementación de las mencionadas restricciones, sumado al acompañamiento de la población a las medidas de cuidado personal, se logró superar aquel delicado momento. “Y por supuesto que todo ello repercutió en la economía local durante el primer semestre, lo que influyó en el indicador de pobreza”, explicó.