El secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), Walter Arévalo, afirmó que el gremio llegó a un acuerdo con el municipio capitalino por lo que los empleados recibirán un incremento salarial de 2.000 pesos.

Acordamos un incremento salarial de 2.000 pesos. Estoy conforme porque los compañeros no aceptaron ir por un bono, porque consideraron que es pan para hoy y hambre para mañana”, dijo el gremialista en diálogo con Radio SOEM.
Según Arévalo, el nuevo aumento se cobraría con el sueldo de octubre y en las próximas horas se firmaría el convenio con las autoridades de la Capital.
Sin embargo, el gremialista afirmó que están trabajando para obtener una mejora mayor. “Hasta el 30 de septiembre buscaremos una recomposición más para el sueldo de este mes”, afirmó.
En relación con los becados y beneficiarios de planes de empleo, dijo que están “discutiendo un aumento de 1.000 pesos pero queremos que sea un poco más” y que se está trabajando para que más de 200 precarizados puedan regularizar su situación en el municipio. “La mayoría son compañeros con contratos de obra. Su incorporación significa una erogación de casi de 7 millones de pesos”, dijo.

Posteriormente, afirmó que entre el aumento a los empleados de planta y a los trabajadores becados y beneficiarios de planes de empleo, añadiendo la regularización de 220 precarizados el municipio está realizando un gasto de 57.100.000 pesos hasta el mes de diciembre.
En la entrevista, Arévalo destacó que el SOEM “es el primer gremio que arregla un segundo aumento salarial en el año”.
“Sabemos que no es mucho pero la variable de ajuste no pasa por los trabajadores y se prioriza llevar dinero a los bolsillos de los empleados”, resaltó. Más adelante, el gremialista resaltó que el gremio “trabajó de manera responsable para hacer una propuesta”, que finalmente fue confirmada por el intendente.
Sobre los precarizados dijo que es la primera vez que el gremio pide por ellos y que está trabajando en la confección de un proyecto de ordenanza para prohibir el nombramiento de personal que no haya tenido una vinculación con los órganos municipales.

“Tenemos casi 5 mil trabajadores con contratos, becas y planes de empleo. Queremos conformar un registro único de antecedentes y antigüedad para ir solucionando sus problemas paulatinamente sin promesas falsas y mentiras”, afirmó.
Finalmente, Arévalo aprovechó para cargar contra los otros gremios municipales que están pidiendo un paliativo para los empleados. “Rechazamos un bono porque entendemos que no era la solución. A diferencia de aquellos voceros que están arreglando bonos en lugares donde los sueldos son menores que la Capital”, cerró.

Tal como lo explicó el gremialista, con este incremento, los municipales de la Capital tendrán dos aumentos salariales en el año.
En este sentido, con los haberes de agosto se terminó de pagar el aumento logrado este año de $5.500 y además se comenzó a pagar un 25% de aumento al básico remunerativo de los trabajadores, lo que impacta en un incremento de los adicionales, horas extras y todos los otros ítems asociados al básico.
Los nuevos $2.000 se pagarán los 15 de cada mes, para que en 2020 ingrese al total del sueldo del empleado municipal.

Anteriormente, el intendente Raúl Jalil insistió en que la Capital no está en condiciones de pagar ningún bono extraordinario a los empleados.
“Le pedí al gremio que vayamos viendo día a día. Primero queremos ver si se les puede dar un bono a los becados; tenemos una situación muy compleja y creo que vamos a tener dos o tres meses con estas complicaciones. Hay que seguir trabajando con prudencia”, había manifestado Jalil.