Un grupo de trabajadores de la Secretaría de la Vivienda que cumple funciones bajo un contrato de obra, se manifestó ayer en las oficinas que tiene la dependencia en el CAPE para pedir por mejoras en sus condiciones contractuales y mayor estabilidad. El secretario Fidel Sáenz les garantizó que no darían de baja ningún contrato.

Se trata de un grupo de empleados que se movilizó por la cercanía a la fecha de finalización de sus contratos. Según se pudo conocer, son unos 90 contratados de obra, con una antigüedad variada en la Secretaría, y pedían ser considerados para obtener un contrato de empleo público, etapa previa a la planta permanente.

Los empleados fueron recibidos por el secretario Sáenz, quien les transmitió “la tranquilidad de que no le van a quitar el contrato a nadie que no le corresponda”.

“No sé qué relación tenían con la gestión anterior, pero este Gobierno jamás les transmitió la incertidumbre de que podrían perder sus fuentes de trabajo”, les explicó Fidel Sáenz, según trascendió luego del encuentro. Es que en el reclamo había empleados con contratos que se renuevan desde hace 13 años.

Por su parte, uno de los trabajadores explicó que “el año pasado recién el día en que se terminaba el contrato nos avisaron que nos lo renovarían, y tuvimos todo el tiempo el temor de quedar en la calle”.

En el mismo sentido, explicó que la movilización fue también motorizada por los anuncios realizados luego del pacto fiscal firmado entre la Nación y las provincias, y expresó que están “preocupados porque no queremos ser la variante de ajuste en la Provincia”.

MIRA TAMBIÉN:

La gobernadora se refirió a los fondos que ahora recibirá la provincia para viviendas