Un comisario fue víctima del robo de alrededor de 40.000 pesos, su arma reglamentaria y unas esposas, que se encontraban en el interior de su camioneta. El hecho sucedió en pleno centro el miércoles a la mañana.

El comisario mayor Héctor Gustavo Giménez (47) denunció en la Unidad Judicial Nº1 que durante la mañana del día mencionado dejó su camioneta, una Toyota Hilux, estacionada en Caseros, entre Prado y Esquiú y al regresar se dio con el faltante de sus pertenencias. Indicó que por lo sucedido debió haber dejado sin el seguro su rodado.

Ante el hecho radicó la denuncia y el caso fue informado al fiscal en turno Luis Baracat.
Giménez presta servicios en la comisaría de Belén aunque su domicilio familiar es en el departamento Paclín.

Hasta el cierre de esta edición no había novedades al respecto. Personal de Investigaciones y Criminalísticas trabajan en el hecho.

Celular
Por otro lado, en otro hecho la Policía recuperó un celular que había sido sustraído.
Alrededor de las 11.20 de ayer en la segunda etapa de la Manzana “E”, del barrio Hipódromo, efectivos de la comisaría Cuarta procedieron a la aprehensión de dos jóvenes de apellido Molas, de 19 y 20 años, y al secuestro de un teléfono celular Alcatel One Touch, negro.

Estas personas habrían sido sindicadas como las presuntas autoras de haber sustraído el teléfono del interior de una quiniela ubicada en la calle Maipú Norte, inmediaciones a la plaza El Aviador, propiedad de un joven de 22 años.

Tras ser reducidos ambos jóvenes fueron alojados en la dependencia policial a disposición de la Fiscalía de Instrucción Nº 5, a cargo del Luis Alberto Baracat, quien impartió las medidas a seguir.
El damnificado realizó la denuncia penal correspondiente.

Incendio en un comercio

Daños materiales, aunque no de consideración, se registraron en la noche del miércoles en un local comercial.

Alrededor de las 23.20, tras ser alertados por un llamado telefónico, efectivos de la comisaría Primera se constituyeron en la intersección de la avenida Güemes y calle 9 de Julio, donde se estaba produciendo un principio de incendio en el local comercial “Avenida”.

Al llegar al lugar, los policías constataron que el foco ígneo se había originado en unos cajones de plástico que estaban en el sector del depósito del comercio, e inmediatamente solicitaron la presencia de una dotación de la Dirección Bomberos de la Policía de la Provincia. Tras realizar las tareas de su especialidad lograron sofocar las llamas que solo causaron daños materiales parciales, por lo que Sumariantes de la Unidad Judicial Nº 1 labraron las actuaciones de rigor.