Un importante operativo policial, que inició en la Capital y terminó en el departamento Fray Mamerto Esquiú, se llevó a cabo el martes a la tarde.

El resultado, el desbaratamiento de un banda organizada que se dedicaba a robar motos, desmantelarlas y adulterar el número de los motores y chasis.

La investigación inició el miércoles a la tarde con la detención de un joven en la Plaza El Maestro de esta ciudad Capital, que llevó a los investigadores hasta el departamento Fray Mamerto Esquiú, donde terminaron de armar  el rompecabezas.

De acuerdo a la información policial, a las  17:30, efectivos de la División Investigaciones se hicieron presentes en la Plaza El Maestro y arrestaron a un hombre mayor de edad quien tenía en su poder un casco protector que habría sido  robado.

Minutos después,  los policías, conjuntamente con sus pares de la División Sustracción de Automotores  y Sumariantes de la Unidad Judicial N° 1, se constituyeron en una vivienda ubicada en el Barrio Magisterio, propiedad de la familia Carrizo.

En el lugar, los efectivos  materializaron un registro domiciliario y recuperaron una motocicleta Motomel CG 150 cc. sobre la cual pesaba un pedido de secuestro desde el día 20 del corriente mes y año, por haber sido sustraída, según lograron establecer tras consultar en la base de datos de la dependencia,

En Fray M. Esquiú

La cadena de datos obtenidos llevó a los investigadores a que  a las 19:30, conjuntamente con sumariantes de la Unidad Judicial N° 11 de Piedra Blanca, se constituyeran en una vivienda ubicada en la avenida Girardi al 400 de la localidad de Pierda Blanca, departamento Fray Mamerto Esquiú, propiedad de la familia Paredes.

Una vez en el lugar, los efectivos cumplimentaron una medida judicial impartida desde la fiscalía en turno y procedieron al secuestro de distintas herramientas, ruedas de moto, varias motopartes y motores de distintas cilindradas, elementos para borrar y agregar números de chasis y motores.

Además de cuatro motocicletas; una Motomel Skua 150 cc., con el tambor de arranque dañado, una Honda CG Today 125 cc., Motomel XMM 250 cc., sin ruedas ni manubrio, una Motomel XMM 250 cc., sin motor, todas con chasis y motor adulterado.

Cabe destacar que las pesquisas habrían conducido a los investigadores a establecer que se trataría de una banda que sustraía motocicletas en la Capital, para luego llevarlas al Departamento Fray Mamerto Esquiú, donde realizaban las adulteraciones y borrado de números de chasis y motores.

Finalmente, un joven de apellido Rizzo (28) quedó detenido.