La semana pasada, el diputado Juan Denett presentó un proyecto para que se declare la “Emergencia Vial” en todo el territorio provincial, producto de la gran cantidad de siniestros en las rutas provocado por animales sueltos. El miércoles en la novena sesión ordinaria tomaría estado parlamentario.

En la iniciativa, se pide que todos aquellos animales que fueran secuestrados por las fuerzas de seguridad en las rutas de nuestra provincia, que no fueran reclamados por sus propietarios en el plazo que la ley estipula, serán faenados y luego entregados a entidades de bien público para su consumo, dependiendo del estado sanitario del mismo. 

El proyecto aplica a los vacunos, ya que en el caso de los equinos, serían entregados para organismos que le puedan dar utilidad (entidades de terapias alternativas -equinoterapia- entre otras), como así también para la Policía Montada.

De acuerdo a las leyes vigentes, los propietarios que responden por los animales secuestrados tienen un plazo de 72 horas para retirarlos previo pago de multa por traslado y pastoreo, señalaron.

Según Denett, se solicitó que se extienda la emergencia de 12 meses, con la posibilidad de ampliarlo a 24 y la autoridad de aplicación será la secretaría de Seguridad Democrática, conjuntamente con la Policía de la provincia.

Luego de la sesión del miércoles, según informaron, será girado a las comisiones correspondientes para su tratamiento.

Cabe recordar que el secretario de Seguridad Marcos Denett se refirió en reiteradas oportunidades a través de su cuenta de Facebook a esta problemática que afecta a los conductores que transitan las rutas de nuestra provincia: “La irresponsabilidad y la indolencia de los propietarios de animales debe ser severamente castigada, porque esa negligencia mata gente en las rutas y produce cuantiosos daños materiales”.

Finalmente, según el proyecto, además, se articularán acciones con los municipios para intensificar los controles, como así también las medidas que buscan prevenir las fatalidades por siniestros viales provocados por animales sueltos en las rutas catamarqueñas.