El policía de apellido Barrionuevo que le dio una golpiza a su esposa en un pub de la localidad de Valle Viejo, recuperó hoy la libertad tras negarse a declarar en audiencia indagatoria.

El efectivo fue imputado por el delito de lesiones leves calificadas. Por el tenor de la imputación y al no presentar antecedentes penales, pudo cesar su detención. Sigue vinculado al hecho.

La causa es investigada por el fiscal de Instrucción Mauricio Navarro Foressi, quien determinará los pasos a seguir.