Dos automóviles particulares fueron quemados de manera intencional en la Capital, ayer a la madrugada. Hasta el momento, la Policía no logró dar con el paradero de el o los autores de los incendios, cuyos daños materiales en los rodados fueron totales.

El primero de los incendios tuvo lugar a las 00:55, cuando alertados por un llamado telefónico, personal de la Comisaría Tercera llegaron hasta la vera del Río del Valle, detrás del supermercado Changomas, sito en la Avenida Acosta Villafañe, donde se estaba produciendo un incendio.

En el lugar, los policías constataron que el foco ígneo se habría originado en un automóvil Chevrolet Cruze, de color gris, propiedad de un hombre mayor de edad, oriundo del departamento Belén. El rodado, que tenía sus puertas abiertas, estaba envuelto en llamas, por lo que los efectivos solicitaron de inmediato la presencia del personal de la Dirección de Bomberos, quienes tras realizar tareas de su especialidad lograron sofocar las llamas. Sin embargo, no pudieron evitar que el fuego ocasionara daños materiales casi totales en la carrocería del vehículo.

Mediante la chapa patente, la Policía pudo saber que el automóvil siniestrado en forma intencional, aun cuando se desconoce el porqué del origen del fuego, había sido vendido por el propietario hace aproximadamente dos años atrás, a  un hombre de esta ciudad Capital, identificado como Claudio Cima.

El mencionado, al ser entrevistado por la Policía, quienes le informaron que el vehículo había sido quemado, les manifestó que había concurrido en el rodado horas antes a un patio de comida de Avenida San Martín, dejando el auto estacionado con la debidas medidas de seguridad. Al parecer, personas desconocidas le robaron el auto a Cima, para  luego llevarlo al callejón y prenderlo fuego.

Finalmente, sumariantes de la Unidad Judicial N° 3 labraron las actuaciones correspondientes, bajo las directivas de la Fiscalía de Instrucción en turno, que dispuso, además, que en el lugar el perito de siniestro llevara a cabo el trabajo idóneo para determinar dónde y cómo se originaron las llamas.

Eva Perón

Un segundo automóvil quemado de manera intencional fue un Fiat modelo 147. El rodado había sido dejado estacionado con la correspondiente medida de seguridad en la manzana 48 del Barrio Eva Perón, el sábado a la noche. Ahora bien, ayer pasadas las cinco de la mañana, un vecino alertó al dueño que el auto se estaba prendiendo fuego.

De inmediato, el propietario llamó a la Policía y a los Bomberos, pero no pudieron hacer nada, las llamas habían tomado toda la carrocería del auto provocando daños materiales totales.

Si bien resta por conocer el informe del perito en siniestro acerca de la causa y el origen del fuego, vecinos indicaron a la Policía que, momentos antes de que se desatara el fuego, vieron circular por el lugar varios automóviles con jóvenes en el interior.

En una vivienda

Por otro lado, los bomberos acudieron a una vivienda en el barrio Los Ejidos y sofocaron un incendio. Consecuencia del monóxido de carbono producido por la quema de las pertenencias del propietario del inmueble incendiado, la Policía debió brindarle los primeros auxilios y luego llamar al personal del SAME, para que asistiera al morador, quien había resultado con principio de asfixia.

De acuerdo a la información policial, el hecho tuvo lugar a la 3.10 de la madrugada, en una vivienda ubicada en la calle Buenos Aires al 1.300, propiedad de una mujer de apellido Ferreira, de 32 años de edad.

A través de un llamado telefónico a la Comisaría Décima, los uniformados se dirigieron al lugar indicado donde corroboraron el incendio y convocaron a los Bomberos.

Mientras aguardaban su arribo, los policías asistieron a la mujer, quien resultó con principio de asfixia. En cuanto al siniestro, se pudo conocer que el fuego se habría originado en una de las habitaciones del inmueble, registrándose daños materiales parciales.

Finalmente, en el lugar del hecho trabajaron sumariantes de la Unidad Judicial N° 2, quienes labraron las actuaciones correspondientes.