Tal como estaba previsto, en  la mañana de ayer,  el sacerdote Moisés Pachado se presentó ante la fiscal subrogrante de la Tercera Circunscripción Judicial de Belén, a cargo de la Dra. Verónica Saldaño, y fue imputado de dos hechos de abuso sexual. Hechos que habrían ocurrido durante el año 1997 -recién fueron denuncidos a mediados de diciembre del año 2018-  cuando el ahora imputado estaba a cargo de la iglesia de Hualfín, departamento Belén y, donde la víctima, una niña de 11  años, le colaboraba en la sacristía.

LA UNION pudo saber de voceros cercanos a la investigación que alrededor de las 9.00, el cura llegó en un vehículo particular acompañado de su abogado defensor Roberto Mazzucco (h) e ingresaron a la fiscalía donde se los estaba aguardando para llevar adelante la audiencia indagatoria del imputado.

Moises Pachado, Cura Pachado, cura abuso sexual
Moises Pachado, Cura Pachado, cura abuso sexual

Sentado ante la fiscal, Pachado escuchó las imputaciones en su contra, es decir, “abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el autor ministro de un culto” -primer hecho- y “abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de un culto, hecho continuado” -segundo hecho- y, las pruebas recolectadas hasta el momento en la Investigación Penal Preparatoria que le permite a la fiscalía contar el grado de sospecha requerido para indagarlo como el supuesto autor de dichos hechos.

Finalizada la audiencia, a la que fueron también notificados la querella -abogados representantes de la víctima-, el sacerdote se retiró del edificio judicial sin que se registrara ningún tipo de incidente.

Cabe recordar, que en el mes de septiembre pasado, los abogados defensores del sacerdote habían solicitado la prescripción de la acción penal entendiendo que entre la supuesta comisión de los hechos y la fecha de la denuncia de los mismos había transcurrido una cantidad de tiempo importante. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones y Exhorto de la provincia no hizo lugar al planteo y el fiscal titular de la causa, Dr. Jorge Flores, continuó con la investigación.

A mediados del mes pasado, tanto a la víctima como al victimario se le realizaron las pericias psicológicas en el CIF de esta ciudad Capital, como otra medida probatoria en la Investigación Penal Preparatoria.

El hecho

En cuanto a los hechos de abuso sexual por los cuales ayer fue indagado Pachado, estos salieron a la luz en noviembre del año pasado, cuando la víctima, hoy una mujer mayor de edad, contó los sometimientos a los que de niña el sacerdote la expuso cuando colaboraba en la iglesia de Hualfín, de donde era originaria.

A través de su cuenta de Facebook, la mujer contó que fue abusada sexualmente por el cura en una oportunidad tras concluir la misa. Ella fue a la sacristía a ayudarle a acomodar los elementos que habían utilizado en la misa cuando, de repente, Pachado -según la denunciante- la tomó desde atrás, la besó y luego la llevó a su  habitación  en  la  casa parroquial, donde la habría violado.

Finalmente, a mediados de diciembre de 2018, la mujer, que hoy se domicilia en Tucuman, plasmó la denuncia mediática en la fiscalía de Belén.